La Fed volvio a bajar la tasa

Aproximadamente, una vez por mes, las autoridades de la Reserva Federal de los Estados Unidos se reúnen para analizar la situación de la inflación y el nivel de actividad y empleo. Luego de evaluar y sopesar los riesgos de inflación (o deflación) y el nivel de desempleo deciden cual será la tasa de interés de corto plazo que regirá de ahí en adelante en la economía.

Por eso, esto es una decisión altamente esperada por el mercado. Además, de acuerdo a la decisión y a las palabras del comunicado emitido puede saberse cuál es la opinión de la Fed sobre el estado de la economía, y en base a ello se puede tener algo más de certeza sobre los movimientos futuros de las tasas y las condiciones monetarias.

Esta vez, no defraudó los pronósticos de los analistas de mercado al aplicar otro recorte de un cuatro de punto porcentual en las tasas de interés de referencia (Fed Funds Rate), en la que podría ser la última del actual ciclo de flexibilización de las condiciones monetarias iniciado hace siete meses para tratar de evitar que la economía caiga en recesión, o al menos hacer que la caída sea leve.

Además de bajar la tasa de referencia del 2,25 al 2%, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva redujo en un cuarto de punto porcentual, hasta el 2,25%, el interés que cobra a los bancos por sus préstamos, la llamada discount rate.

Del análisis del comunicado puede extraerse que la Fed, aunque se siguió mostrando preocupada por el débil nivel de actividad, por primera vez advirtió sobre una leve mejora en algunos indicadores, lo que puede estar marcándonos el fin de las bajas de tasas. Esto último impactó positivamente en el dólar, que recuperó algo de su valor contra el euro.