¿Es negocio endeudarse para consumir?

Los préstamos personales pueden engañosamente aparecer como tentadores en la actualidad: con una inflación real del 35% (según cálculos de consultoras privadas), la Tasa Nominal Anual del 29,90% que cobran en promedio los bancos es negativa en términos reales. ¿Están regalando los préstamos? La respuesta es negativa, ya que es un error pensar que la TNA es el costo del préstamo a solicitar.

La primera distinción importante es que está calculada sobre el monto solicitado y sin tener en cuenta los costos originados por el préstamo. En estos momentos, los bancos están cobrando un costo administrativo del 4% del préstamo, con lo cuál el monto que efectivamente recibe el solicitante no es el pedido sino un 4% inferior.

Además, otros costos que se derivan del mismo son el seguro de vida (un 0,3% del total pedido), y el IVA (21%) sobre los intereses. De tal manera, la TNA no tiene en cuenta ni el descuento proveniente de los gastos administrativos ni el incremento de cuota pura (la cuota calculada en base al sistema de amortización, que puede ser Francés o Alemán) a cuota total, producto de los costos antes mencionados.

Por lo tanto el solicitante del préstamo debe prestar mayor atención al (CFT) Costo Financiero Total, una tasa que los bancos están obligados a desglosar. Esa tasa se ubica actualmente en un 50%.

La segunda distinción importante es entender como está calculado el CFT, de manera de saber si la información que desglosa el banco es correcta. Para calcularlo, se suele utilizar la TIR (Tasa Interna de Retorno). Esta es la tasa que hace que la sumatoria del valor actual de los flujos de fondos del préstamo sea iguale a cero.

Es muy simple realizar por su cuenta este cálculo: debe colocar en una planilla de Excel todos los flujos de fondo del préstamo, desde el monto inicial recibido hasta las cuotas totales (las cuotas puras más seguro de vida e IVA), en distintas celdas seguidas en forma vertical.

Luego debe utilizar la fórmula de TIR, para lo cuál se puede colocar =TIR: y luego sombrear las celdas cargadas, o la directamente ir a la parte de Funciones Financieras. Es importante tener en cuenta que el primer flujo de fondo (el monto recibido) debe ser positivo (porque es dinero que ingresa a nuestras arcas) mientras que todos los demás deben ser negativos (porque son las cuotas que pagamos y por ende salen de nuestro bolsillo).

La tasa a la cuál arribe estará en función del plazo de las cuotas: por ejemplo si está calculando un préstamo con cuotas mensuales, será una TIR mensual.

Para calcular el CFT anual, se debería aplicar la fórmula para tasas efectivas, que es:

CFT efectivo anual = (1+TIR mensual)12 – 1

Sin embargo, los bancos suelen directamente multiplicar la TIR mensual por 12 en vez de aplicar la fórmula descripta, con lo cuál el CFT informado pasa a ser nominal y no efectivo, resultando en una cifra más baja de la que correspondería.

Realizados correctamente los cálculos, llegamos a la escalofriante conclusión que, actualmente, la tasa efectiva (CFT efectivo) que cobran los bancos por los préstamos se encuentra actualmente en el orden del 57% anual.

¿Sigue pareciendo un buen negocio pedir un préstamo? Seguramente, eso dependerá de las necesidades de cada uno, pero debe tenerse en cuenta que lo que está comprando financiado de esta forma lo estará pagando casi un 60% más caro que el precio de lista.