Entrevista con el gerente de Planteamiento de Sidor en Venezuela

Sidor era una empresa del Estado que tenía pérdidas. Hubo que reconvertirla y darle capacidad instalada prácticamente de tecnología de punta, se invirtieron mas de mil millones de dólares del ’97 en adelante, y hoy es una empresa casi modelo, con más de 4 mil empleados. ¿Esta decisión de Chávez, lo sorprende a usted?
 
Sí. Todos los sideristas que de una u otra forma hemos estado involucrados en este tremendo esfuerzo multinacional que es la Sidor en el cual argentinos, brasileros, mexicanos, y venezolanos, hemos levantado del suelo una empresa que estaba pasmada en manos del Estado venezolano en los años ’90, estamos consternados, y a la expectativa de una rectificación porque nos consta los esfuerzos genuinos que la administración de Sidor en manos privadas ha hecho para sortear toda suerte de obstáculos. Estos diez años no han sido para nada sencillos, la Sidor no sólo tuvo que reconvertirse en lo operativo, sino también enfrentar problemáticas globales que tenían que ver con la sobreoferta, después la caída de la demanda. Han sido tantas las batallas que hemos tenido que librar por esta Sidor, que hoy en día se muestra super sólida, eficiente como muy pocas, en fin, que es motivo de orgullo para el esfuerzo de nuestros países. Bueno, nos tiene en gran expectativa la posibilidad de que se revea la decisión tomada.
 
¿A qué capacidad instalada está trabajando Sidor en este momento y qué exportaciones al mundo está haciendo?
 
Sidor, como es de todos conocido, ha estado sometida a una cadena de paralizaciones que han resentido su potencialidad productiva, sin embargo, Sidor ha roto, produjo 4,3 millones de toneladas de acero líquido el año pasado, cuando en manos del Estado Venezolano, en el año ’97 solo producía 2.9/ 2.8. Casi se han duplicado su capacidad, se ha volcado a abastecer el mercado local siguiendo y acompañando las políticas industriales del gobierno nacional, que como tu sabes, aquí se ha planteado un esquema de desarrollo endógeno que propulsa la transformación de la materia prima y la agregación de valores en el territorio nacional. La Sidor privada ha sido un aliado evidente y sólido de las políticas del Estado y simplemente lo que era antes su excedente de exportación son los que se colocan en los mercados internacionales. En manos del Estado venezolano, Sidor era empresa con una vocación abiertamente enfocada a los mercados de exportación. Hoy en día, Sidor en manos privadas privilegia la demanda local y tiene un compromiso genuino y evidente con el sector productivo venezolano.
 
¿Cuánto le están entregando al Estado? Porque en la última conversación de Paolo Rocca con el presidente Chávez, llegaron a un acuerdo, eso fue el año pasado, para entregarle acero barato para el consumo venezolano. Esto fue en la última conversación antes que venga el andamiaje del aparato del sindicato de los obreros que piden un aumento sobre el 130%, ¿no?
 
– Mucho más, mucho más del 200% es lo que ellos están pidiendo, pero eso que decías es muy cierto. El año pasado la empresa suscribió un acuerdo con el gobierno venezolano en el cual se comprometió en garantizar el suministro del mercado local siempre con precios por debajo de los precios marcadores en el mercado internacional. Eso ponía a los consumidores locales de acero en una posición privilegiada que Sidor ha honrado y cumplido a rajatabla en demostración de su compromiso con el país. Eso ha permitido, inclusive a Sidor que es una empresa de gran envergadura, ha hecho esfuerzo por modificar su esquema de relacionamiento con las pequeñas y medianas industrias para convertirse en suplidor de sus necesidades. Recuerda que es difícil en una empresa grande, atender pedidos que parecerán muy pequeños a la luz de su capacidad productiva, y Sidor hizo ese esfuerzo y disminuyó sustancialmente sus volúmenes mínimos de despacho para garantizarle a las cooperativas, a las pequeñas empresas, acero en calidad y en precios adecuados. En fin, es mucho lo que se ha hecho, se ha acompañado el ideal que ha planteado este gobierno de responsabilidad social empresarial, en fin, se han desarrollado planes sociales importantísimos como la de la bombona de gas popular, que le garantiza a la gente mas desposeída tener acceso a este bien esencial en unos precios ínfimos. También se han venido realizando planes con la barra estructural o cabilla, como le llamamos nosotros acá, cabilla popular, para también garantizarle a la gente de menores recursos acceso a este material de construcción. En fin, son infinidades las iniciativas que la empresa en manos privadas ha explorado y ha ejecutado con éxito. Entonces eso nos hace ver como que la decisión que tomó el Estado no resulta del todo razonable. Yo creo que Venezuela tiene oportunidades, el Estado venezolano tiene inmensas oportunidades de invertir, inclusive para complementar la gama de productos de Sidor con nuevas acerías que exploren otros mercados y resulta no lo mas eficiente invertir en una empresa ya en pie y tan productiva y tan rentable como Sidor, de alguna manera acometer nuevos proyectos. Esto es lo que los venezolanos veríamos con mayor simpatía.
 
– Hace poco tiempo, cuando tuvo con PETROBRAS este diferendo y con una empresa argentina que era la vieja PEREZ COMPANC que ha comprado PETROBRAS, finalmente llegaron a un acuerdo y se asociaron. Hicieron 60% para el Estado venezolano, 40% para la empresa argentina, ¿ Es un poco la estrategia que busca Chavez acá en Sidor?
 
– Hasta ahora los funcionarios de Sidor no se nos ha hecho claro cuales son los planteamientos concretos que tiene el Estado venezolano. Eso, por una parte, es lo que nos da la esperanza de que la decisión pueda ser sometida a una reconsideración. Los esquemas de participación del Estado y de iniciativas mixtas son del todo conocidos, son similares a los que tu señalas, sin embargo en el caso de Sidor también otro elemento a considerar es la participación accionaria de los trabajadores y ex – trabajadores de la empresa que tienen un 20% del capital accionario y, que de alguna manera, también han venido manifestando sus consideraciones en torno a esta medida, porque pone en riesgo los beneficios que Sidor ha venido dándoles desde que han tenido acceso a estas acciones, y muchas familias, desde trabajadores o de ex -laboristas, pensionados, jubilados, viven virtualmente de lo que Sidor les reporta como dividendos o beneficios de excedentes de caja. Y en manos del Estado no resulta del todo claro que esos ingresos, de los cuales viven esas familias, esa gente mayor puedan seguir sosteniéndose en el tiempo, ese es otro tema de gran preocupación.
 
– Usted me habló recién de la responsabilidad social empresaria, de la bombona ¿Ha tenido otras acciones, en escuelas, educación, en lo que hace la parte hospitalaria? ¿Ha contribuido Pablo Rocca con Sidor y el gobierno venezolano?
 
– Por supuesto, son miles los programas, asistencia a los hospitales, a las escuelas en la región, a orquestas juveniles infantiles, a salas de arte. La acción social de Sidor es amplia, vasta, y verdaderamente interesante de emular. Nosotros, precisamente en el área que yo manejo, somos responsables de consolidar las múltiples acciones sociales y comunitarias que la empresa realiza y uno se queda impresionado porque un monstruo de la envergadura de Sidor día a día realiza todo tipo de aportes a la sociedad venezolana que a veces resulta hasta difícil de hacerle un seguimiento. Pero cuando los consolidamos anualmente para mostrárselo al gobierno nacional, nos llena de muchísimo orgullo y nos coloca absolutamente en una posición de privilegio frente a cualquier otra empresa que opera en Venezuela.
 
 
– Yo tengo la inquietud de los accionistas de TECHINT acá en Argentina que son los que tienen SIDERAR, y SIDERAR tiene el 8% de Sidor. La evaluación del Balance está en 800 millones. Obviamente TECHINT tiene valuado a Sidor en 2.400 millones. En el caso que tenga que negociar la salida ¿qué número mágico podemos darle a los argentinos? ¿Son 2.400 millones que vale Sidor para la Argentina?
 
– No. Aprovecho para aclararte y me contenta poder hacerlo. La cifra de 2400 millones de dólares la suministró nuestro presidente ejecutivo, Ricardo Prósperi, el día de ayer en una rueda de prensa pero refiriéndose concretamente a la facturación anual de la empresa. Como tú, y los argentinos, y los venezolanos debemos saber, la evaluación económica de una compañía es un proceso o un método altamente complejo en el cual se toman en cuenta diversos factores. Esa información fue descontextualizada el día de ayer, no con mala fe, por periodistas que estuvieron presentes en esa rueda de prensa, la cual yo también asistí, y que de alguna manera ha comenzado a rebotar y de manera descontrolada por los medios de comunicación. Pero creo que de momento la empresa no está considerando sus esfuerzos en hacer valuaciones y mucho menos. Lo que estamos es tratando de abrir ese espacio de revisión de la decisión y quisiéramos de verdad que la sociedad argentina y su gobierno nos acompañe en esta empresa. Creo que es muy importante, no tanto el capital argentino representado en los activos de Sidor, sino también todo el inmenso esfuerzo humano que gente de tu país ha venido a realizar al mío y que nosotros los venezolanos agradecemos eternamente. Y eso es lo que en este momento debemos defender. Después, si la circunstancia así lo amerita, habrá tiempo para hacer valuaciones o estudios económicos. Pero espero en Dios que no sea este caso. Yo confío, pero necesitamos de verdad que el gobierno argentino y que la sociedad argentina se pronuncie de una manera clara y mande el mensaje al presidente Chávez, que es un presidente, como tu presidente, con un sentido social y es importante que se haga mucho énfasis en eso.