Cómo invertir para conseguir ganancias astronómicas

Que el mercado de capitales estadounidense cuenta con el menú más amplio de instrumentos financieros ofrecidos en el mundo no es ninguna novedad.

Lamentablemente, tampoco lo es el hecho de que los inversores minoritarios desconocen la mayoría, dejando pasar por alto la posibilidad de diseñar estrategias en forma muy económica y conveniente, entre ellas los Long Term Equity Anticipation Securities (LEAPS).

La enciclopedia financiera Investopedia define a este instrumento como contratos de opciones de cotización pública con vencimientos mayores a un año. Estructuralmente, no difieren de las opciones comunes (calls y puts de corto plazo), pero al tener un plazo prolongado de vencimiento se convierte en una muy buena posibilidad para los inversores de largo plazo que buscan aprovechar el “apalancamiento” intrínseco de las opciones sin tener que armar estructuras renovables de corto plazo.

Si se analiza este fantástico mundo de rentabilidades astronómicas, se intuirá que el precio de la prima de los LEAPS debe ser superior al de las opciones de corto plazo, tanto para calls como para puts, y estará en lo cierto.

Esto se debe a que al prolongarse su plazo de vencimiento, el componente del precio que corresponde al time value of money (valor temporal del dinero) encarece el costo total de la prima, ya que el inversor tendrá más posibilidades de obtener ganancias mientras mayor sea el plazo que tenga para ejercer su derecho.

Por ejemplo, se puede tomar el siguiente cuadro correspondiente a la cotización de las LEAPS (en este caso calls) del SPY (ETF del S& P 500) para analizar. Al momento de escribir esta nota ostentaba un valor de cierre de 123.08 dólares:

 

 El vencimiento de estos contratos corresponde a diciembre de 2009. Si su postura fuese alcista podría comprar el call con precio de ejercicio 135 (símbolo FYNLE.X), que en este momento se encuentra out of the money (el precio de la acción es menor al precio de ejercicio). ¿Cuánto dinero debería destinar? Eso depende de cada uno, pero si comprara 10 lotes el cálculo sería: 12,45 x 10 x 100 = 12,450 dólares.

Ese importe le da el derecho a comprar mil acciones (diez lotes de cien cada uno) a un precio de 135 dólares por acción, en cualquier momento anterior al tercer viernes de diciembre de 2009.

El precio de la prima irá disminuyendo o aumentando en función de lo que suceda con el SPY, como cualquier otro contrato de opciones, pudiendo llegar a valer prácticamente cero si el precio del ETF se aleja a la baja del de ejercicio.

Por último, si se observa el volumen de contratos operados ubicado en la última columna bajo el nombre de open interest (interés abierto o posiciones abiertas): se verán 6.181 contratos, nada mal para un contrato al cuál todavía le quedan 21 meses para su vencimiento.

Por lo tanto, se puede concluir que los LEAPS representan una muy buena posibilidad para tomar posiciones apalancadas de largo plazo inmovilizando una pequeña parte de su capital.