El mundo de las inversiones en monedas a través de ETF

Antes de comenzar a utilizar estos instrumentos, es importante conozcer la diferencia que existe entre ellos, dado que si bien son a menudo tratados como similares por la mayor parte de la prensa financiera, estos instrumentos pueden tener diferencias de gran importancia.

Los ETF de monedas siguen la evolución de una divisa o una canasta de ellas en base a la utilización de depósitos o contratos a futuro. De esta forma, el inversor cuenta con la garantía de que están respaldados por los activos que buscan replicar.

En el caso de las ETN, se trata de simples contratos de deuda en los cuales el banco emisor promete pagar el rendimiento de una inversión en determinada moneda al comprador de este instrumento. Esto implica que están sujetos a riesgo de default por parte del banco emisor, si bien los que actualmente los han lanzado no dan señales de insolvencia. De cualquier forma, se trata de un riesgo adicional que no puede ser obviado por los inversores.

En cuanto a las opciones que existen mediante estos instrumentos, se pueden hacer apuestas directas sobre el valor de una moneda, como el euro, el yen, el dólar canadiense, el franco suizo o hasta el peso mexicano.

También, existen opciones para realizar apuestas simultáneamente en diferentes grupos de monedas, por ejemplo PowerShares DB G10 Currency Harvest Fund (DBV) apuesta a la suba de las tres monedas de países del G10 con tasas de interés más altas y la baja de las tres divisas del mismo grupo con tasas de interés más bajas. La lógica detrás del producto es que las monedas cuyas tasas de interés son más elevadas tienden a superar en rendimiento a las que pagan menos.

Otro producto interesante es PowerShares DB US Dollar Bearish Fund (UDN) que mediante contratos a futuro busca replicar el rendimiento de una estrategia que apueste a la baja del dólar frente a una combinación de otras seis divisas de países desarrollados. Muchos inversores han destinado parte de su portafolio a este producto, buscando cubrir su capital ante la debilidad del dólar en los últimos meses.

Quienes piensen que la moneda estadounidense ha bajado demasiado, pueden hacer la apuesta inversa, es decir a su suba mediante PowerShares DB US Dollar Bullish Fund (UUP)

En definitiva, los ETF y ETN de divisas representan una nueva ampliación de las posibilidades para los inversores individuales. Utilizadas con criterio y sentido común, estas nuevas opciones pueden ser de gran valor a la hora de administrar de la mejor manera posible los portafolios.