Peligro de recesión en EE.UU.

Según una encuesta reciente del Wall Street Journal, los economistas calcularon un 42% de probabilidades de recesión, por encima del 38% previsto el mes pasado y del 23% de hace seis meses. La situación no es demasiado promisoria, a los problemas en los mercados crediticios y de vivienda se suma el creciente desempleo (que subió hasta 5%), los altos precios del petróleo y los aumentos en los precios internacionales de los alimentos.
Estos últimos dos factores también están impulsando la inflación, lo que complica el trabajo de la Fed, ya que si ésta sigue bajando las tasas de interés para generar mejores condiciones para el crecimiento puede estar, al mismo tiempo, impulsando hacia arriba los precios.
La próxima reunión de la Fed es el 30 del presente mes, y se espera una nueva baja de la tasa de referencia (actualmente en 3,50% anual), ya que en una presentación reciente ante el congreso Bernanke deslizó esta posibilidad. Nadie sabe con certeza si habrá más bajas y si estas serán suficientes para evitar una caída del producto.
¿Cómo afectaría una recesión en EE.UU al resto del mundo? Como la economía de EE.UU. representa cerca del 20% del producto mundial, una caída del producto en dicho país seguramente será un lastre para los demás países.
Si un estado entra en recesión consume menos, y con ello en general reduce sus importaciones y aumenta sus exportaciones (ya que las empresas no pueden colocar toda su producción internamente y la vuelcan al exterior).
Al ser EE.UU. tan grande, el impacto de su situación en la economía mundial es importante. Por un lado habrá más productores estadounidenses compitiendo por vender sus productos en el exterior, y por el otro, aquellos países y empresas que le venden al país del norte se verán afectados de manera negativa, con menos ventas y menores precios. De esta manera el menor crecimiento se contagia a los demás países

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido