“No es el fin del mundo”

Estamos en un escenario bastante complicado de la economía de los Estados Unidos, ¿Cómo interpretás los últimos indicadores económicos y los problemas en los bancos?

No hay porque entrar en pánico. La verdad es que la gran mayoría de los economistas no apuntan a una recesión. No le dan ni siquiera un 40% de posibilidades.

Los bancos han tenido ganancias extraordinarias en los últimos años, se han recuperado y más del último golpe allá por el 2000 con el reventón de la burbuja de las tecnológicas tienen buenas reservas. Pueden tomar la pérdida. Y yo creo que hoy por hoy hay una carrera de tomar la pérdida ya, y sacarse la pesadilla de encima, de manera que no me sorprendería que algunas de las informaciones que estamos recibiendo son un poco exageradas en el sentido que muchas empresas financieras han decidido “mejor tomo la pérdida ahora y en una de esas recupero algunos de estos prestamos o alguno de estos bonos que tengo en cartera y me suplemento la ganancia de los próximos trimestres”. Así que, en mi opinión, no es el fin del mundo.

Claro, pero Arturo… lo que estoy viendo es que los Bancos Centrales salieron a inyectar liquidez. ¿Cuánto lleva ya la FED inyectado en los últimos 20 días para parar esta crisis de confianza, diría, de los Bancos?

Bueno, te voy a dar la conclusión primero, y es que yo creo que la falta de liquidez en el mercado interbancario y en el mercado crediticio ya vivió sus peores momentos hace unas cuantas semanas, y desde que la FED bajó la tasa a 4, 75%, el ambiente  ha mejorado bastante. Hay toda una serie de transacciones que han tenido lugar: emisiones de bonos, emisiones de acciones etc. No es de ninguna manera la fiesta loca de antes, pero yo veo movimiento.

Y si vamos un poco a lo que es Asia, y decimos que China sigue creciendo y la India con acciones tecnológicas lo sigue haciendo también, esto equilibra un poco si vemos un menor crecimiento de los Estados Unidos. ¿Cómo toman toda la problemática y esta ecuación de los mercados?

Efectivamente, una de las cosas que nos deberían hacer dormir bien es que hoy por hoy tenemos una serie de locomotoras tirando la economía mundial hacia delante. No tenemos una sobredependencia de los Estados Unidos de aquel tipo que Argentina tenia sobre Brasil en su momento.
Y no es solo eso, sino que Japón no anda muy mal, con un crecimiento de alrededor del 2%. Europa Oriental también, en fin… hay varios remando en la misma dirección. Si no te gusta la idea de las locomotoras… entonces yo creo que la economía mundial se puede dar el lujo de tener a Estados Unidos creciendo al 2 o 3 porque hay muchos otros creciendo al 2 o 3 o mas.

Ahora, si nosotros vemos esta fuerte devaluación que ha sufrido el dólar, y esto permite que pueda exportar mas al mundo, ésto también hace que la balanza comercial haya cedido, pero tenemos ese juego que ya nadie lo menciona: el déficit gemelo, pero sigue estando.

Bueno, mismo ahí hay buenas noticias: el déficit fiscal, pese al tremendo bollo en las finanzas publicas que causan la guerra de Irak y Afganistán, ha caído en los últimos años. Ya esta más cerca del 2% del PIB que del 4% del PIB así que en eso hemos hecho progreso más que nada por el fuerte crecimiento de la economía y de la recaudación. No es por que se haya recortado el gasto para nada, al contrario. Y por el lado del déficit comercial parece que tocamos fondo, la primera mitad de este año, ambos déficits son menores a lo que observamos en la primera mitad del año pasado, así que en una de esas de ahora en adelante, especialmente, como dijiste con el dólar más débil, veremos inclusive una mejora en las cuentas externas.