JXI: Un ETF muy interesante para períodos de incertidumbre.

Hace poco más de un año salió a bolsa el ETF iShares S&P Global Utilities (JXI), el cual invierte en empresas de servicios públicos con un fuerte componente internacional en su portafolio. El sector de servicios públicos puede ser una buena alternativa ante mercados turbulentos como el actual, se trata en general de compañías con resultados estables y sólidos. El hecho de tener una buena diversificación geográfica ayuda a proteger al inversor de las fluctuaciones en el valor de las monedas de diferentes países.

En general, los servicios públicos como agua o electricidad disfrutan de niveles de demanda muy estables por parte de sus clientes. A pesar el clima económico en el que se viva, los consumidores tienden a recortar en primara instancia otros gastos, como los relacionados a la diversión o los artículos de lujo. Servicios como el agua o la electricidad son considerados de primera necesidad, el tipo de gastos que nadie recorta si puede evitarlo. Desde esta perspectiva, JXI podría ser una buena alternativa en caso de que las dudas sobre el crecimiento económico global sigan afectando a los mercados.

Como podemos ver en el gráfico con el retorno de los últimos tres meses, JXI ha tenido una performance mucho mejor a la del índice S&P 500, no solo soportando bien las caídas sino incluso generando ganancias para los inversores.

grafico 02 20071126

Al incluir una cartera con fuerte énfasis en Europa e incluso cierta exposición a mercados emergentes como Hong Kong o Brasil, JXI también ayuda a los inversores a protegerse de la debilidad que pueda producirse en el dólar norteamericano. Incluso el ETF brinda exposición a compañías de servicios públicos que están realizando grandes inversiones en sectores como el de energías alternativas, lo cual podría presentar buenas posibilidades de crecimiento a futuro.

De hecho, FXI sale bastante bien parado de la comparación con el S&P 500 incluso si comparamos los retornos del último año. 

grafico 02 20071126

 

En conclusión, FXI parece una alternativa bastante interesante, tanto para períodos bajistas como para una cartera bien diversificada de largo plazo.