Haga su tarea

Sobre todo en tiempos de mercados tan volátiles, es fundamental comprender la lógica y los motivos de sus inversiones. Si delega completamente la tarea de diseñar y analizar su cartera en otras personas, no tendrá la convicción necesaria para soportar la turbulencia de los mercados.
Las buenas inversiones requieren tanto de capacidad psicológica como intelectual.