Google encuentra de todo, excepto techo.

Las acciones de Google (GOOG) cruzaron la barrera de los 560 dólares por primera vez en la historia a fines de la semana pasada. Una suba interesante si tenemos en cuenta que las mismas habían caído por debajo de los 500 USD a mediados de Agosto. Quienes compraron en ese momento obtuvieron un retorno de 15% en muy poco tiempo.

La performance de la acción podría deberse tanto a motivos racionales como especulativos. Por el lado del sentido común y los fundamentals de la acción, podemos mencionar que varios informes de firmas especializadas en el mercado de búsqueda por Internet confirmaron el liderazgo de Google en el sector, no solo en buena posición sino que además apilándose la ventaja sobre sus competidores. En un sentido más especulativo, existen rumores de que la empresa entraría al negocio de la telefonía inalámbrica, incluso algunos ya le ponen el nombre de “Gphone” al producto.

El precio de Google había caído a mediados de Agosto debido a un reporte de resultados que decepcionó al mercado. Un cambio de políticas contables y mayores gastos en investigación y desarrollo que lo esperado, generaron esta decepción. Si bien la cuestión contable no es para nada positiva, en casos normales debería ser un evento excepcional que no volvería a repetirse. En cuanto al gasto en inversión y desarrollo, esa es una necesidad fundamental para una empresa como Google, es justamente este factor el que le ha permitido aumentar su liderazgo en el mercado de las búsquedas online.

El episodio de la evolución reciente en los precios de Google pone de manifiesto el excesivo peso que el mercado suele poner a los resultados de un solo trimestre, en contraposición a las perspectivas de largo plazo que generan el valor de una compañía. Si bien esta cuestión incrementa el riesgo y la volatilidad del mercado en general, bien aprovechados, estos momentos pueden resultar un excelente punto de entrada.

El sesgo especulativo y cortoplacista de Wall Street genera oportunidades de rentabilidad para los inversores inteligentes.

Seguimiento Google