Piense en el Largo Plazo

Los mercados suelen ser turbulentos e impredecibles en el día a día. Sin embargo, a lo largo de los años existe una tendencia de los mismos a reflejar el verdadero valor de los activos. Si el inversor toma decisiones apuradas bailando al ritmo de los mercados se estará aventurando en aguas peligrosas y turbulentas. La paciencia no es solo una virtud, sino también a veces una necesidad.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido