Surgen restricciones para operar papeles extranjeros

Los mercados financieros mundiales, cada vez mas globalizados, tienden a fusionarse y a crear plataformas de trading mundiales. Es decir, cada vez mas bolsas mundiales se integran y brindan cada vez mas opciones para que los inversores puedan optar donde invertir su dinero.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) organismo gubernamental que se encarga de supervisar y regular el funcionamiento del mercado de capitales, acaba de lanzar una resolución que parece ir en contra de este espíritu. La medida sorprende, mas si tenemos en cuenta que un mes atrás la propia CNV divulgo cifras que sorprendieron al mercado. Que solo el 23% que invierte sabe de inversiones y se comprometió a brindar cada vez mas alternativas y capacitación.

Esta medida parece ir en la dirección contraria, ya que según esta resolución, para comprar CEDEARS, acciones de empresas no argentinas que cotizan en la bolsa local, hay que cumplir complicados requisitos. En primer lugar hay que ser un inversor “calificado”. ¿Qué quiere decir esto? Tener un patrimonio líquido no menor a los $ 350.000. El razonamiento de la CNV, es que como estos instrumentos no solo no aseguran una renta sino que hasta pueden perder valor, el inversor debe demostrar su idoneidad en estas cuestiones. Además, el organismo regulador exige que estas acciones tengan un calificación de riesgo.

Ambas medidas no son muy entendibles. Por un lado, no suena muy lógico que por ejemplo un inversor minorista pueda comprar una acción de alpargatas pero no pueda comprar una acción de IBM o Disney porque son mas riesgosas. Justamente, pasa todo lo contrario, Alpargatas es increíblemente mas riesgosa que Disney. Por otro lado, ¿las calificadoras deberán calificar que? ¿El riesgo de IBM o de Disney?

Esperemos que en las próximas semanas esta regulación se aclare y se simplifique. Lo único que se logra con estas medidas, es alejar a los pocos argentinos que invierten y compran acciones. Las alternativas de trading online son cada vez mas accesibles y económicas para los inversores locales. La bolsa local se desarrolla en esta realidad y si no compite con ellas corre el riesgo de mirar siempre de atrás a sus colegas internacionales.

Los Fondos Comunes de Inversión y Fideicomisos no tendrían que tener dificultades con esta medida ya que se trata de inversores institucionales. Por lo tanto, si invierte a través de un fondo, tranquilo, por ahora las reglas no cambiaron.