“Hay una oportunidad de compra en bonos argentinos”

Inversor Global: ¿Cómo estamos viendo la nueva etapa de la Argentina, ya mirando el 28 de Octubre donde es Cristina  Fernández de Kirchner- quien va a estar marcando quizás el futuro de la Argentina? ¿Cómo lo ve el mercado?

Darío Epstein: Bueno, mirá Santiago, te estás anticipando mucho. Falta tanto todavía para Octubre. Pero bueno, como vos decís, si  no hay cambios sustanciales, la señora de Kirchner será la nueva presidente de la Argentina. Y la verdad que los mercados por ahora o por lo menos no han demostrado ninguna situación negativa al respecto. O sea que creo que la acogida en principio está siendo buena.

Ahora ¿en Sur Investment no se trató el tema, esto, en esta semana? ¿O dejan pasar el mercado este mes de Julio y después vemos?

Es complejo. Respondiendo a tu pregunta, nosotros en Sur Investment  y en Research for Traders -sobre todo- el tema de quién va a ser el próximo presidente lo venimos siguiendo hace bastante tiempo. Y el escenario de que sea la señora de Kirchner, Cristina Fernández, como candidata, creo que está instalado bastante. Es decir es un hecho que estaba bastante descontado ya en los mercados. El tema de la energía es un tema que sí lo estamos sufriendo. Nos tocó un invierno duro, con un crecimiento bastante importante, donde la oferta de productos energéticos no está acompañando la demanda tanto del crecimiento del producto como de los empresarios que necesitan. Y eso sí nos preocupa. Y la inflación, vos dijiste, es perfecto, la inflación es un fenómeno hoy mundial. No existe un país en el mundo prácticamente que no tenga inflación. Nosotros estamos acompañando el proceso inflacionario que viene a galope de commodities y de productos de la agroindustria; y de lo que está pasando en Estados Unidos por un consumo que a pesar de la crisis que tiene el sector inmobiliario no se desacelera.

¿Que análisis haces a partir que existen bancos como Bear Stearns que como consecuencia de créditos impagos se tuvo que hacer cargo de casas? ¿Los bancos van a salir a rematar las cosas?

No. Mirá, Santiago, los bancos lo que hacen es movilizar dinero. Y cuando se quedan con un activo fijo, aunque sea en el caso de defensa de créditos, como es el caso que estás mencionando, no es un buen negocio. Una casa inmovilizada es un activo a un banco que no le rinde ninguna renta. Al contrario, le cuesta mantenerla, le cuesta un montón de cosas. Lo que pasó con Bear Stearns, es que está tomando la pérdida, la acción cayó bastante. Tuvieron que reestructurar el management o gerenciamiento.  Y vamos a ver si termina acá. Porque  yo creo que este tema de las hipotecas subprime o de los clientes hipotecarios de mayor riego que está, que avanzan por todo el segmento de propiedades , de las más caras a las más baratas, porque es una cuestión de riesgo crediticio. Creo que todavía no terminó de desarrollarse la crisis. Y esperamos nosotros que pueda haber muchas más novedades de acá a fin de año.

¿Cómo ves a los bonos argentinos hoy como oportunidad de compra después de la baja que tuvieron?

Mirá, Santiago, acá hay dos cosas. Una son los bonos o digamos la rentabilidad atada al cupón del producto bruto. Y ahí bueno, eso puede estar un poquito vinculado al precio de los commodities futuros porque si Argentina crece menos estos cupones rinden menos. Sin embargo yo te diría, me animo a decir lo que creemos nosotros en Research for Traders, que a este nivel de precios de los bonos argentinos no importa qué bonos, que esté en pesos o en dólar, o el 2018 o el 2015, o ajustable por inflación, por CER,  o en dólares. Esto está para comprar. Esta corrección nos da una oportunidad a todos los que queremos buy and hold, comprar y guardarlos y cobrar la renta. Y está muy bien ahora, estos bonitos, están muy lindos en precios para comprar.

¿Cómo ves el tema de las monedas, sobre todo con la enorme devaluación del dólar? ¿Están preocupados en Europa?

Sí, yo creo que los europeos están preocupados. Vos sabés que en Estados Unidos el americano en general le gusta verá un dólar duro, un dólar fuerte. Sin embargo la economía no permite soportar un dólar fuerte porque la balanza comercial y el déficit fiscal tan grande no les permite aguantar un dólar fuerte. Al contrario, tienen que devaluarlo. De esta forma devalúan no solamente su moneda sino que en cierta forma se licua la deuda que ellos emiten en dólar, que es su moneda doméstica. Y al mismo tiempo importan menos, exportan más, tienen más turismo. O sea que un dólar débil está empezando a ser atractivo para muchos estadounidenses.  Sin embargo Europa está preocupada y los japoneses están haciendo lo imposible para mantener un yen barato. Vamos a ver cómo termina esto. Pero no veo que haya fortalezas o puntos fuertes para que el dólar se pueda apreciar.