Pagan 400.000 dólares por un monoambiente minúsculo en Londres

El precio de departamentos y unidades minúsculas en barrios céntricos de Londres alcanza hasta 50.000 dólares. Esta cifra insólita queda en evidencia con el siguiente dato. Un monoambiente de 2.2 por 3.6 metros, con sólo una ventana, fue vendido en 215.000 libras (unos 400.000 dólares). La prensa británica informó que la unidad tan diminuta no fue apta tan sólo para sacar una foto, porque el resultado era desalentador para potenciales clientes.

No fue una excepción. Otra inmobiliaria informó que vendió una unidad similar en Southkensington a 290.000 libras. “La gente quiere sólo tener algún lugar en Londres donde poder pasar tres o cuatro noches a la semana. Estos estudios tienen una hipoteca mensual de unas 1.500 libras (2.200 euros), cantidad que fácilmente se paga por un hotel. Así que tiene sentido tratar de comprar”, indicó un agente inmobiliario al “Evening Standard”.

Este caso es exponente de un momento particular en torno a las inversiones en Real Estate, un segmento que por estas horas enfría la economía estadounidense y causó cimbronazos bursátiles en algunos países europeos.

La Argentina vive niveles marcadamente superiores a los que registraba la construcción durante la crisis, aunque en el último año se despegaron más los precios y se estancó la actividad. Al mismo tiempo, uno de los grandes desarrolladores, como DYPSA, se apresta a lanzar su oferta bursátil, lo que puede aparecer como una buena ocasión de inversión pero sacando conclusiones de los ejemplos foráneos.