Pagar para no tener el propio software

Saas es un modelo en el que los clientes pagan no por ser dueños del software sino por utilizarlo a través de la web. En concreto, es uno de los segmentos de IT de mayor crecimiento ya que propone una alternativa costo-efectiva al ser el proveedor quien se encarga del hosting, la operación y los upgrades de las aplicaciones.

Realizando el outsourcing de los sistemas de IT, se pueden aplicar economías de escala a la operación de las aplicaciones para una empresa. De este modo, un proveedor del servicio puede ofrecer aplicaciones mejores, más baratas y más confiables de lo que podría hacerlo una misma empresa.

El flujo de ingresos para los proveedores de este servicio es menor en un comienzo con respecto al modelo tradicional de venta de software. Sin embargo, las cuotas que se cobran son recurrentes y en consecuencia más predecibles, como un fee de mantenimiento.

Para entrar en el negocio, Cisco Systems (Nasdaq: CSCO) compró WebEx. Salesforce.com aparece como una de las líderes de esta industria y Oracle (Nasdaq: ORCL) podría estar interesada en adquirirla. Google (Nasdaq: GOOG) es uno de los impulsores de este cambio con Google Docs & Spreadsheets. Citrix Systems (Nasdaq: CTXS) es otro de los pioneros desde 2001.

En cualquier caso, este nuevo paradigma pondrá presiones en los precios del software que afectará sin dudas a empresas como Microsoft (Nasdaq: MSFT).