El tamaño vuelve a ser importante

Existen muchísimas formas para diferenciar entre tipos de acciones. Podemos hacerlo según la industria, la filosofía de inversión que representan o los mercados en que cotizan. La validez de la diferenciación está dada por la información que nos brinda en cuanto a riesgos y retornos esperados.

Por ejemplo, el hecho de pertenecer a determinada industria claramente afecta el riesgo y retorno de un activo. Otra diferenciación clave es la del tamaño de la empresa, entendido como valor de mercado (market cap) de una determinada compañía.

Algunas consideraciones referidas a los retornos según el tamaño de la compañía:

1- Mientras más chica es la empresa, mayor es su riesgo operacional, de quiebra etc.; con lo cual debería presentar retornos más altos a largo plazo a los efectos de compensar el riesgo extra que conlleva.

2- Por ese mayor riesgo, las acciones de empresas pequeñas deberían ser mas “baratas” que las grandes. Tomemos por ejemplo el ratio P/G (precio / ganancias). Un dólar de ganancia en una empresa de mayor tamaño y estabilidad debería ser mas caro que en el caso de una empresa pequeña y riesgosa. En conclusión, el ratio P/G debería ser más alto para las empresas grandes en general

El gráfico siguiente nos muestra el retorno de IWM, ETF que sigue la performance del Russel 2000 (empresas chicas) comparado con el de IWB que sigue al Russel 1000 (empresas grandes). Evidentemente han sido las acciones de empresas más chicas las que mejores retornos presentaron en los últimos años, como evidencia la superior performance de IWM frente a UWB.

Hassta aquí, nada muy novedoso, la evidencia de los últimos años parece confirmar cuestiones lógicas y bien conocidas de los mercados. Sin embargo, observando la valuación de diferentes compañías según su tamaño surgen algunos interrogantes importantes. El siguiente cuadro en base a datos de la firma Hussman Funds, muestra el ratio P/G  para diferentes empresas del índice S&P 500, según su tamaño en marzo 2000 y mismo mes de 2006.

Tamaño

Marzo 2000 P/G medio

Marzo 2006 P/G medio

Mayores 50

35,6

17,3

Mayores 100

30,8

18,1

Mayores 250

22,9

18,3

Menores 250

12,9

18,8

Menores 100

11,5

19,8

Menores 50

10,1

20,3

Podemos extraer del cuadro algunas conclusiones bastante claras:
  • La valuación de las empresas pequeñas ha aumentado notoriamente, mientras que en el caso de las empresas grandes ha ocurrido lo contrario, ratios más bajos en 2006.
  • No se observan ratios más elevados en las empresas grandes comparadas con las pequeñas para 2006, lo cual si era el caso en el año 2000.
Es muy posible que la mejor performance de las empresas pequeñas en los últimos años se haya debido a que la diferencia de valuaciones era demasiado exagerada en el año 2000. Pero esa diferencia parece ya inexistente en 2006. Las empresas pequeñas parecen estar presentando mayores riesgos a un precio más elevado. Tal vez llegó la hora de pensar en grande.