“Hay que pensar cómo continúa el modelo”

Santiago Roca: ¿Cómo cree que impactará en la economía la desregulación de precios de algunos servicios públicos?

Eduardo Curia: Estamos en una circunstancia con una tremenda presión de demanda y una economía en hiper crecimiento. Obviamente éste es un año matizado por el tema electoral. La expansividad siempre arroja cierta presión, no es lo mismo si uno estuviera en una economía en recesión brutal, no tendríamos problemas de estas presiones. Yo creo que la gente comprende este tipo de mezclas de una mejora intensa de los ingresos nominales y reales que produce cierta presión inflacionaria. El gobierno no quiere utilizar recetas ortodoxas porque siempre las cosas hay que plantearlas en término de alternativa.

SR: ¿No cree que el Gobierno debiera poner paños fríos y aceptar un balance ajustado por inflación? ¿No debería sacar los impuestos distorsivos que son el crédito y el débito bancario?

EC: En primer lugar, esto no es un esquema de inflación cero, con lo cual justamente alguna de estas apreciaciones y críticas que se le hacen a la política gubernamental es porque también el Gobierno ha admitido ciertas adecuaciones o ajustes a través del tema de los acuerdos de precios. En definitiva, el tema del ajuste por inflación tiene poca astringencia para este año porque corona una elección y una victoria rotunda por parte del Gobierno. El problema es el cómo sigue, cómo continuar con este modelo económico tan exitoso. Eso va a requerir ciertas adecuaciones en los distintos frentes: el fiscal, el cambiario, etc. Pero, en definitiva, el ciclo económico-político es un poco para uno y para otros.

SR: ¿No cree que los problemas económicos que estamos teniendo traen otros problemas como lo que pasó en Neuquén o en Salta?

EC: Lo que usted ahora está haciendo es una enumeración de problemas que corren por su cuenta porque en definitiva es obvio que yo puedo también tener opiniones sobre la política salarial, pero tampoco puedo dejar de reconocer que el tema de la recuperación del salario, de la posibilidad de haber incrementado el empleo en la forma tremenda que se ha hecho y demás; son también conquistas extraordinarias. Y que hay un tema, una dinámica de reclamos salariales que a mí me gusta encauzar y estoy señalando siempre que se tenga muy en cuenta el tema de los costos laborales unitarios. Sobre todo esto, lo estoy reclamando con más énfasis para el lapso que viene, para la nueva fase del modelo. Pero tampoco puedo caer en una especie de purismo que por la unilateralidad del planteo me puede hacer poner, no porque lo quiera, sobre el otro lado de la polémica política por decirlo así. Pero, insisto este es un año muy particular, este es un año de redondeo de una performance  económica muy destacada. Por supuesto, las cosas no tienen que desbarrancarse totalmente, es un tema de encauzamiento dentro de esta gran dinámica precomicial. Por ahora, este año, la vamos llevando con sus más y con sus menos.