El resurgimiento inversor de la deuda privada

Luego de la devaluación de 2002, muy pocas empresas pudieron salir al mercado con Obligaciones Negociables. Las empresas petroleras con títulos en dólares fueron de las pocas que tuvieron esta posibilidad. Hubo muchas reestructuraciones pero pocas emisiones genuinas, lo cual se ha estado revirtiendo en los últimos tiempos. Esto es importante para las empresas que obtienen financiamiento, pero también para los inversores que pasan a contar con otras alternativas para su dinero.

La semana pasada fue noticia Petrobrás Energía, con la emisión de una ON a 10 años de plazo, por un monto de US$ 300 millones y garantizada por Petrobrás Brasil, que salió al mercado con un rendimiento de 5,92% anual. Hace quince días había sido el turno de Banco Santander Río con una emisión en pesos y a mediados de mayo se llevó a cabo la emisión de un título de Autopistas del Sol por US$ 220 millones con vencimiento en el 2017.

Es bueno recordar que hay una serie de obligaciones negociables en el mercado que los inversores pueden comprar, diversificando el riesgo y agregando buenos rendimientos a sus portafolios.

Por ejemplo, y dentro de las opciones en dólares, tenemos títulos de Autopista del Sol con rendimientos cercanos al 11%; Banco Galicia, entre 8% y 11%; Petrobrás, alrededor de 6,5%; Telefónica, entre 6% y 7%. También hay ON de empresas como YPF, Pan American Energy, TGN, TGS y Transener entre otras.

Al comprar Obligaciones Negociables tenemos que tener en cuenta que, en general, estos títulos tienen menor liquidez que los títulos públicos, lo cual puede resultar un inconveniente si es necesario venderlos, pero no afecta a quienes tengan pensando tener el papel hasta el vencimiento.