“Invertir no es adivinar, es pensar metodológicamente”

Santiago Roca: La depresión de los mercados financieros que vimos en el último tiempo, ¿se puede comparar con la de 1929? ¿Qué clase de depresión
vivimos?

Jorge Suárez Vélez: No estamos ni por mucho hablando de una depresión
del tipo de la que se dio en el año ‘29. Cuando se habla de una recesión
se habla de una recesión en estándares de los Estados Unidos que se
refieren básicamente a la posibilidad de tener dos trimestres de crecimiento
económico negativo. Es un hecho que la economía de los Estados Unidos,
aun a pesar de todo lo que está pasando, está dando algunas muestras
evidentes de fuerzas, de altos niveles de empleo, incluso de presión inflacionaria
que se está dando por la fortaleza que sigue teniendo la economía.
Esto lleva a que lo que se esperaba, que la Reserva Federal pudiera empezar a bajar
tasas de interés en la segunda mitad de este año no parece tan evidente
debido a que la presión inflacionaria es clara y a que los niveles de empleo
siguen siendo altos, lo cual hace que el precio del trabajo, los sueldos, los salarios
sigan estando aun en alza, lo que presiona los precios. Estamos en un momento en
el que está definiéndose hacia adonde va todo esto y claramente si
algo que sabemos es que el gran motor de la economía del mundo fue la economía
de los Estados Unidos y el gran motor de los Estados Unidos fueron los consumidores
que estaban consumiendo mucho más de lo normal, porque veían como
iba subiendo el precio de su principal inversión que era su casa. Ahora,
se dan cuenta que no había subido realmente tanto como lo que pensaban y
empezarán probablemente a cuestionarse si el nivel de ahorro que tienen es
suficiente para cuando tengan que retirarse.

S.R.: Las últimas decisiones financieras de los popes de los bancos europeos
y americanos, ¿ Cemuestra que el mundo está mas maduro?

J.S.V.: Hay un escenario posible: que los Estados Unidos si empiezan a
mostrar menor crecimiento, entonces esa falta de crecimiento sea compensada por
otras regiones que si están creciendo más de lo que crecían
antes. Básicamente,
la segunda y tercera economías del mundo, Japón y Alemania, están
mostrando algún nivel de recuperación. En la medida en que los Estados
Unidos no se desplomen entonces es posible que los niveles de crecimiento se mantengan
razonablemente estables y eso llevaría a que los precios, por ejemplo, de
los commoditties, se mantengan razonablemente fuertes. Ahora en un escenario mas
grave, donde por ejemplo hubiera una crisis severa en el mercado de real state
de los Estados Unidos, llevará a que haya mucho menos disponibilidad de crédito
para todo tipo de actividad y que el consumidor de los Estados Unidos verdaderamente
tenga que poner el pie en el freno para resarcir todo el ahorro que no han hecho
en los últimos años. En ese caso el crecimiento mundial sufriría
y el de países proveedores de Estados Unidos como China y la India serían
catastróficos.

S.R.: ¿Cuáles son sus previsiones de inversión
y de mercado para 2007?

J.S.V.: Invertir tiene bien poco que ver con adivinar. Invertir es realizar una
metodología de inversión donde uno esté tomando riesgo en forma
eficiente. Igual, el 2007 será un año más complicado, pero
yo sigo pensando que si uno tiene un portafolio de inversión que esté bien
diversificado entre bonos y acciones, en diferentes monedas y regiones, el resultado
debería ser exitoso. Ahora, hay que prever que para tener ese tipo de éxito
si es muy importante tener horizontes de inversión que sean largos. Es muy
importante en todo esto olvidarnos de estar haciendo el adivino, si lo que queremos
es adivinar y especular, hay que irnos a las Vegas y al menos ahí nos darán
bebidas alcohólicas gratis. Pero invertir no se trata de eso, entonces en
ese sentido lo que nosotros pensamos es que no es un momento para tomar esos absurdos
y es un momento para tener portafolios bien balanceados. En realidad lo que si diría
en un entorno como el actual, que no es momento para tomar riesgo de crédito
y no es momento para estar tomando posiciones altamente especulativas, es un momento
para más bien estar cautelosos y mantener la pólvora seca para poder
aprovechar oportunidades cuando esto se vaya dirimiendo un poco mejor.

S.R.: ¿Porque siempre vamos detrás de la noticia haciendo la calificación
y no vamos por delante para decir que los inversores no se equivoquen tanto?

J.S.V.: Hay algo con lo que hay que tener cuidado, yo creo que uno de los grandes
problemas que estamos viendo con todo esto de los subprime lendings, todas estas
entidades que dan hipotecas a entidades, a individuos con mal record de crédito,
uno de los problemas principales que generaron esto es la enorme demanda que ha habido
por bonos chatarra, o sea por bonos de baja liquidación crediticia. Para una
calificadora el comprar un papel que sea triple C, o sea claramente chatarra, un
papel como ese tiene un veintisiete por ciento de probabilidad de declararse en default
en los próximos doce meses de haber recibido la calificación, es un
papel de alto riesgo. Lo que había hecho que no fueran de alto riesgo o que
no fueran evidentemente de alto riesgo, es el hecho que tuvimos un periodo relativamente
largo de poca volatilidad y alto crecimiento económico. Ahora lo que hay que
tener cuidado es que en un entorno mas normal, vamos a ver niveles de default mucho
mayores. Lo que yo creo es que muchos inversionistas individuales en Latinoamérica
desafortunadamente se van a empezar a dar cuenta que tienen demasiado riesgo crediticio.