Novedades de EE.UU

En principio, EE.UU. representa casi un tercio de la producción económica mundial. Además, es el país con mayores importaciones, comprando cerca de un quinto de los bienes que se comercian en el mundo, habiendo aumentado en los últimos años más su comercio con los países emergentes que con los desarrollados. En cuanto a lo financiero, sus mercados son los más importantes, representando cerca del 40% de la capitalización bursátil mundial y casi la mitad de toda la deuda privada global.

Por ello, y teniendo en cuenta que las importaciones caen durante los ciclos de baja, las cinco recesiones que afectaron a EE.UU. en los últimos 30 años fueron acompañadas de recesiones en otras partes del mundo. Y generalmente la región más afectada es América Latina.

Para saber como está la situación económica en EE.UU. es útil fijarse en el comportamiento de la Fed (el banco central estadounidense), ya que si comienza a vislumbrarse una recesión es muy probable que la Fed decida bajar las tasas, y si hay riesgos de que aumente la inflación opte por subirlas.

En la reunión de hace dos semanas de la Fed se decidió dejar la tasa de corto plazo en el nivel actual, que es de 5,25%. Pero lo más relevante de dicha reunión no fue esa decisión, que ya estaba descontada por el mercado, sino el comunicado en el cual se desliza cual puede ser el próximo movimiento. Y este fue ambiguo, ya que a la vez que mencionaba una preocupación por el nivel de inflación (lo que sería un argumento para no bajar las tasas o subirlas) eliminó una frase del texto del comunicado (que había estado presente en las últimas seis reuniones de la Fed) que decía que incrementos de tasas adicionales podían ser necesarios. Los mercados se aferraron a esta última parte del comunicado y las cotizaciones subieron, tanto en los países centrales como en los emergentes.

Luego de la interpretación positiva del ambiguo comunicado de la Fed, en la semana siguiente habló Ben Bernanke, el presidente de dicho organismo, y se encargó de aclarar que la principal preocupación para el organismo sigue siendo la inflación y no el crecimiento económico, con lo cual se diluyó el optimismo sobre bajas en las tasas de interés. Esto no quiere decir que la Fed no vaya a bajar las tasas más adelante, sólo está diciendo que todavía no es el momento, y que estará atento a toda la información que vaya estando disponible para tomar una decisión. A estar atentos.