Empresas olvidadas, una oportunidad de invertir

Un tema recurrente entre los inversores bursátiles ha sido desde siempre el de encontrar oportunidades que el resto del mercado no haya detectado aún. Llegar antes que nadie y aprovechar para comprar aquellos activos que por falta de atención por parte de los inversores y analistas se encuentran subvaluados, para poder vender con buenos retornos cuando el mercado tome nota del verdadero valor de la acción.

De hecho, existen estudios estadísticos que demuestran que las empresas que tienen poca o nula cobertura por parte de las firmas de reaserch de Wall Street tienden a presentar mejores retornos que sus contrapartes. La razón es simplemente que los mercados tardan más tiempo en reconocer el valor intrínseco de estas empresas, lo cual brinda al inversor más oportunidades de obtener ganancias en estas compañías olvidadas o desatendidas por la gran masa inversora.

En base a estos conceptos, en Septiembre de 2006 se lanzó el ETF Claymore/Sabrient Stealth (STH). La estrategia del fondo consiste en invertir en acciones que cumplan ciertos criterios de inversión (crecimiento, valuación, posición financiera etc) pero que además tengan la menor cobertura por parte de firmas de research posible, se considera como 2 el número máximo de analistas que pueden cubrir una empresa para que sea aceptable en el fondo. Más datos sobre este ETF en el siguiente link

Los resultados simulados del fondo parecen bastante atractivos: para los últimos 10 años muestra un retorno de 19.5% vs. 9.4 % del índice Russell 2000, mientras que para los últimos 5 años el retorno simulado de STH es de 21.5% comparado con 11.4% del índice Es importante notar que la comparación debe hacerse con este índice o algún otro que mida el retorno de empresas pequeñas o medianas, dado que las firmas que menos cobertura de research presentan son precisamente las de menor tamaño.

Aquí se nos presenta otro asunto importante: invertir en este tipo de activos generalmente implica abocarse a empresas pequeñas, con mayores riesgos y costos de transacción, dado que el spread bid/ask (precio de compra / precio de venta) suele ser mayor en el caso de empresas pequeñas. Desde ese punto de vista, la creación del ETF puede ser muy beneficiosa, dado que los inversores pueden acceder a este tipo de empresas a través del fondo pagando menores costos transaccionales.

En conclusión, el caso de STH es otro ejemplo de cómo la innovación en cuanto a tipos de instrumentos financieros y estrategias de inversión puede resultar en grandes beneficios para los inversotes; siempre y cuando se tomen el trabajo de analizar y comprender bien las características y riesgos de los nuevos instrumentos.