“A mediano plazo me gusta el Galicia”

Hola Leonardo ¿Cómo empezaste el año?

Bien. Los mercados un poco convulsionados la primer semana, pero ya todo un poco más estable.

Cuando hablás de los mercados un poco convulsionados hablás de que marcaron algunos sustos y ahora se corrigieron?

Exactamente, yo creo que fue un susto, fue algo muy parecido a lo del 2005. Una corrección promedio del 6% de los mercados emergentes que no llegó a mayores producto de que fue una corrección desde mi óptica meramente técnica y no tuvo que ver con lo de mayo del año pasado que fue un cambio radical de expectativas respecto a la política monetaria y a la inflación. Así que una corrección, una recuperación y me parece que vamos a estar con un mercado lateral alcista, un mercado emergente y muy selectivo como lo que estamos viendo en Argentina. Yo he sido un gran fanático de los bancos y la última parte del año pasado y este año vienen con un muy buen recorrido, creo que va a continuar y los bancos van a seguir destacándose por sobre el resto de las acciones.

De los bancos que han hecho en rush más fuerte, ¿vos seguís creyendo en el Banco Macro, el Francés, Galicia que quedó atrasado? ¿Cómo lo ves?

Yo creo que son como los hijos en las distintas edades. Me da la sensación que el Macro ya es el hijo adolescente, ya un poco maduro. El Francés es el chiquillo que está en los seis años y el Galicia es el que está en la cuna, es el bebé. Y creo que las capitalizaciones del mercado de cada uno de ellos así lo indican también. Con el Macro valiendo 2500 millones de dólares, el Francés 1800 y el Galicia ahí levemente por encima de los 1000. Yo creo que esa brecha de mediano plazo se va a cortar, no creo que la diferencia de valuación entre el Macro y el Galicia sea sostenible en el mediano plazo.
De todas maneras creo que en el corto plazo los flujos, y sobre todo los inversores del exterior, están muy volcados hacia Macro y hacia Francés. Y vos sabés que contra los flujos hay que tratar de no luchar así que a mí me da la sensación que después de las recomendaciones del Deutsche Bank y de algunos otros brokers del exterior sobre Francés y sobre Macro, creo que ya Macro está en los portafolios internacionales y Francés recién empezaron a acumular sobre finales del año pasado principios de este año. Así que creo que todavía hay mucha demanda para esos dos bancos que están más saneados, más limpitos, con balances que se pueden interpretar y leer y creo que 
Galicia es el que más potencial de crecimiento tiene pensando en el mediano plazo. Así que yo tendría en la cartera los tres bancos e iría cada vez más pensando en un Galicia que creo que va a recuperar muy fuerte en el terreno perdido. La noticia que sale hoy de que el Banco Central lo autoriza a cancelar la deuda externa a pesar de no haber cancelado todos sus redescuentos es una muy buena noticia que va por ahí a darle un poquito más de movilidad al papel también en el corto plazo.

Lo del Indec, que hizo en dos días caer más del 2% los bonos ¿Esto le va a traer algún costo al mercado financiero, al sector político cuando salga a colocar deuda?

Yo creo que es un poco la combinación de factores. Creo que ahí inflación puntualmente impactó negativamente, va a estar levantando los rendimientos de los bonos, porque es lógico que ahora los inversores estén pidiendo una tasa de retorno más alta. Sobre todo para mí va a tener un impacto en lo que es el rendimiento de los bonos en la parte corta de la curva y yo creo que sobretodo impactó más negativamente es que los inversores del exterior estaban muy posicionados en estos instrumentos. Y estas noticias nosotros en Argentina las interpretamos, las analizamos y sabemos como es el país. Desde el exterior este tipo de noticias por ahí se magnifican.

Hoy un cable de Bloomberg habla que Bear Stearns le bajó la calificación al Banco do Brasil, que es el banco más grande de América, a Unibanco y a Itaúsa ¿Creés que esto también tiene que ver por el tipo de cambio, que Brasil se ha fortalecido fuertemente el Real?

Yo creo que los bancos brasileros puntualmente el mayor riesgo que enfrentan es una baja drástica en las tasas de interés. Los bancos brasileros tienen un nivel de rentabilidad sobre el patrimonio muy alto que justifican los niveles de valuación que hoy tienen. La gran duda a futuro en esos bancos es que el crecimiento sea lo suficientemente importante como para contrarrestar la pérdida de rentabilidad por el descenso de las tasas. Entonces hay mucho debate, mucho análisis en ese sentido. Creo que los bancos brasileros están muy bien parados, hay un crecimiento muy interesante, pero mil veces prefiero por nivel de valuación y por expectativa de crecimiento a los bancos argentinos. Un inversor internacional claramente estaría mirando mucho más a un Banco Francés y un Galicia que a los bancos brasileros en este momento.