La caída del petróleo, los expertos y el inversor inteligente

“¿Como pude equivocarme tanto como para confiar en los expertos?”
John F. Kennedy (tras el fracaso de Bahía de los Cochinos).

Un inversor inteligente debe, por naturaleza, ser desconfiado. Es muy difícil, en la actualidad, leer una nota financiera o “forecast” que no sea optimista en cuanto a las previsiones para este año.

Al respecto se pueden consultar los siguientes links:

http://www.ibrc.indiana.edu/IBR/2006/outlook/articles/finance.pdf , http://biz.yahoo.com/seekingalpha/070101/23272_id.html?.v=1

Sin lugar a dudas, una de las noticias más importantes en lo poco que va del 2007 es la aceleración de la caída en el precio del petróleo y los comodities. En el contexto alcista actual (con un Merval y un Dow Jones que subieron mas de 30% y 15% respectivamente en 2006) toda noticia es interpretada como positiva: precios mas bajos en el petróleo y los comodities en general disminuyen la presión inflacionaria y facilitan el “aterrizaje” suave de la economía americana, por lo cuál deberíamos encontrarnos en el mejor de los mundos y “relajarnos” a la hora de pensar como invertiremos nuestro dinero en 2007…esto es así?.

En el último mes, el petróleo bajó más de un 10%, y a un precio cercano a los 53 usd el barril se encuentra más de un 30% por debajo de su máximo intradiario de 77 usd alcanzado el año pasado.

Pero la pérdida de valor no es solo atribuible al ¿ex? oro negro: desde mayo de 2006, el CRB Comodity Index (uno de los índices de comodities más mirado por los operadores, accesible en www.crbtrader.com ) ha caído un 22%, situación que solo ha ocurrido 7 veces desde 1974. En cada una de estas oportunidades, el escenario siguiente fue o bien una crisis financiera o bien una muy fuerte desaceleración, como lo marca un interesante artículo aparecido en el site http://www.comstockfunds.com/

Ahora bien, significa esto que debemos correr a guardar nuestro dinero “debajo del colchón” o en instrumentos de muy bajo riesgo (y muy baja rentabilidad)?. No necesariamente. Pero en épocas de bonanza, siempre es saludable volverse más selectivo en las inversiones, siendo que habitualmente, los inversores amateurs hacen exactamente lo contrario.

Ya lo decía, hace más de 30 años, Benjamín Graham, un verdadero maestro de los maestros (entre sus discípulos se encuentra nada menos que Warren Buffet):

“Las principales pérdidas de los inversores derivan de la adquisición de títulos de baja calidad en tiempos en que las condiciones para los negocios son favorables”.