Aumenta la demanda de locales en Caballito

Según los expertos del mercado, este rejuvenecimiento que parece estar experimentando el corazón geográfico de la ciudad tiene una razón de peso.
El fenómeno de la construcción de propiedades sigue en ebullición, aunque con diferente ritmo según las zonas. En Caballito existe todavía una gran cantidad de terrenos aptos para desarrollos de viviendas, que exigen una mayor y diversa oferta de servicios, lo que incentiva la creación de nuevas áreas aptas para locales comerciales. Tal es el caso de la esquina de Rivadavia y Nicasio.
Según los datos estadísticos que manejan los brokers, en 2005 se construyeron en Caballito unos 50.000 m2, y se estima para el año próximo una cifra similar. Estos números no sólo hablan del interés que existe entre los desarrolladores y público en general por la zona; asimismo se convierten en el mayor sustento del alza de costos del metro cuadrado.
El valor ha subido entre un 20 y un 30 por ciento en relación con los que se manejaban un año atrás. Hoy, en alguna medida es comparable con algunos sectores de Belgrano. Las incidencias de los terrenos, impulsadas por la demanda varían y se pueden encontrar entre los 150 y los 250 dólares el m2.
Lo que ocurrió en Barrio Norte, Palermo y Belgrano, donde el valor de los terrenos subió entre un 100 y un 150% con relación a Caballito, permite imaginar que semejante desarrollo constructivo elevará también los precios que hoy se aplican en la zona. Esto es algo que tienta aún más a los inversores a la hora de optar por el desembarco en este barrio.
En forma vertiginosa, en menos de un año la fisonomía de este tradicional barrio porteño comenzó a cambiar; las clásicas casas bajas fueron dando paso a los edificios, y con la llegada de nuevos pobladores también se instalaron en la zona importantes firmas comerciales.
Uno de los mejores ejemplos fue la inauguración del Village Caballito, un complejo de entretenimientos con nueve salas de cine como base de ancla comercial.
Los 16.400 metros cuadrados del emprendimiento (realizado sobre un terreno de 3000 metros cuadrados), y que maneja el concepto arquitectónico de los teatros del siglo XX, requirió de una inversión cercana a los 14 millones de dólares.
Su arquitectura se diseñó aplicando la estética de los viejos teatros, que balconean hacia los foyers y espacios imponentes. Para el diseño de los mbientes interiores se tomó como base la estética de los años ‘30, en homenaje a la época dorada del cine. Con espíritu retro se ambientaron los espacios, integrando los colores, la decoración y la iluminación.
El complejo de Caballito (que aplica un concepto similar al de Recoleta) es un punto de encuentro destinado al entretenimiento y atractiva oferta comercial, donde se puede encontrar un polo gastronómico, librería, disquería y una variada oferta de locales de moda, algo que en la zona no existía.
La idea es presentar una propuesta comercial de excelente calidad para una zona estratégica de la ciudad, respondiendo a un público cada vez más exigente.

Inversiones
Caballito es uno de los puntos estratégicos de Buenos Aires, con gran potencial de crecimiento, que conjuga muchas opciones comerciales y de entretenimiento.
Los profesionales inmobiliarios del barrio vislumbran que Caballito aún está muy lejos de alcanzar su techo. La gran densidad de edificación y su punto estratégico, que atrae a habitantes del Oeste y de otras áreas de la ciudad; su entorno y equipamiento, además de la excelente ubicación en cuanto a medios de locomoción y conectividad, lo convierten en un lugar único y atractivo para todo tipo de inversiones.
Fuente: La Nación.