La inversión en inmuebles cada vez más atractiva para los extranjeros

El abogado y empresario catalán es también consejero general del grupo financiero ” La Caixa ” -accionista de Repsol YPF-, y de Abertis Logística, empresa líder en gestión de infraestructuras de transporte y comunicación -con cesionaria de Autopistas del Sol (Ausol), además de tener una larga trayectoria en promoción empresarial.
La actual situación de “bonanza” de las grandes constructoras españolas, que en los últimos años experimentaron un importante crecimiento en dimensión y caja, se puso de manifiesto con las recientes entradas de Sacyr Vallehermoso en Repsol YPF o de Acciona en Endesa. Según Lacalle, esta asociación puede servir como “trampolín” a las constructoras e inmobiliarias, a su vez asociadas con diversas entidades financieras, para expandirse en mercados en los que ya están presentes los grupos energéticos.
Sin embargo, Lacalle asegura que para que estas inversiones se concreten lo más importante es que Argentina genere “confianza”, y “que las instituciones públicas se comprometan en la promoción de la inversión”. “Tiene que haber un movimiento importante, un esfuerzo, sobre todo de las cámaras de comercio, para que los empresarios extranjeros sean introducidos en el país, por ejemplo, a través de las Ferias Internacionales”, afirma el director del BMP.
Además, en lo que respecta al negocio inmobiliario, es fundamental que en el país haya “una clase media y una especialización financiera que posibilite las hipotecas a largo plazo”, dijo el empresario.
El bajo costo de incidencia del suelo es un aliciente en el mercado argentino, aunque también en otros mercados como el de Brasil, o Europa del Este, especialmente Polonia, que en estos momentos están en auge. Asimismo, “en Barcelona o Madrid un piso normal te cuesta 6.000 euros el metro cuadrado, mientras el mejor piso de Varsovia vale 3.000 euros, y el mejor de Salvador de Bahía, en Brasil, cuesta 2.000 euros”, explica Lacalle.
“El despliegue en Europa del Este es natural, porque son países que están dentro del mercado común o van a ingresar, y en ese sentido, la normativa jurídica común da mucha seguridad, porque en el capitalismo el dinero no arriesga más que lo justo”, dijo Lacalle. No obstante, el empresario catalán subraya que Argentina tiene la ventaja de ser un país que también es muy “cercano”, y en el que los españoles se sienten “como en casa, no sólo por el idioma, también la comida, y la calidez de la gente”, es decir, “tiene todos los condimentos” para atraer la inversión inmobiliaria.
Fuente: Infobae