Los costos, la contracara de los precios y de la inversión

Los costos laborales son los más relevantes para la estructura de costos de la economía. En el caso de la industria, rama de actividad clave por sus encadenamientos con toda la economía, el Costo Laboral Unitario Real (CLUR) es un indicador preciso de la evolución de los salarios en el sector; éste no sólo mide el costo en términos reales sino que ajusta por unidad de producción, tomando en cuenta la productividad del trabajo.
Un dato interesante es que, si bien los costos laborales reales continúan en alza (11,4% y 6,7% en el primer y segundo trimestre respectivamente), su tasa de crecimiento está mostrando una tendencia decreciente en relación a los últimos dos trimestres de 2005 (13,2% y 12,9%, respectivamente).
Este comportamiento exhibe una notable diversidad entre las diferentes ramas de actividad. De hecho varía, por ejemplo, entre incrementos de 43,6% en la producción de instrumentos de precisión o de 36,1% en la elaboración de manufacturas de metal hasta caídas de 19% en el sector maderero o de 13% en equipos de transporte.
Estos costos sólo consideran a las erogaciones por la contratación de  de personal. Otros, que surgen en forma indirecta a partir de la conflictividad laboral, se han visto reducidos en lo que va del año, con respecto a lo ocurrido en 2005. A partir de la participación directa del gobierno mediando entre los intereses de los empresarios y de los trabajadores se logró disminuir la incertidumbre y la conflictividad laboral. En efecto, el promedio de conflictos laborales acumulados hasta agosto se redujo 38% con respecto al año pasado (pasando de 69 a 43 por mes).
De esta forma la intervención directa del gobierno para encausar rápidamente las negociaciones permitió que los incrementos salariales se encuadren dentro de parámetros razonables y, más importante aún, que se preserve la productividad mediante una reducción en los niveles de conflictividad.
Hacia adelante es lógico el gobierno busque repetir la fórmula del año en curso: una pauta razonble de ajuste debería ubicarse por debajo de 14% y negociaciones ágiles que no deriven en conflictos y, por ende, en pérdidas de productividad.  Las primeras señales de subas salariales incluidas en el Presupuesto de 2007 apuntan en la dirección correcta: 10% a los trabajadores del estado y 13% a los jubilados y pensionados.
Sin embargo, para terminar de despejar esta incertidumbre resta determinar si se mantendrá abierta la posibilidad de encolumnar a la mayoría de los gremios dentro de los acuerdos salariales que se cierren con los sindicatos más representativos.
Por último, dentro de los costos potenciales vinculados a la contratación de personal, persisten dudas en el plano legal como consecuencia de los diferentes proyectos de reformal laboral. Particular interés concentra el proyecto para reemplazar la Ley de Riesgo de Trabajo, considerada inconstitucional por la Corte Suprema y sobre el cual todavía existe varios puntos en discordia. El principal interés por parte de los empresarios se centra en la eliminación de la “doble vía” (mediante la cual existe la posibilidad de cobrar la indemnización de la ART y luego iniciar un juicio civil ante un accidente). También se espera la fijación de un tope indemnizatorio para los accidentes in itinere.

Se mantiene la inercia
Otros costos relevantes -que afectan con distinta intensidad  a diferentes ramas de actividad- son la energía, el transporte, los alquileres y el precio de las materias primas (insumos básicos).
Acompañando la evolución de los precios de los inmuebles comerciales, los alquileres continúan en alza. En 2006, exhibieron un crecimiento en torno de 46%. Este costo tiene mayor peso en las actividades económicas orientadas a los servicios y a su vez, afecta en mayor medida a las PyMes y a aquellos sectores minoristas que no pueden financiar la compra de inmuebles. Se espera que los alquileres sigan aumentando teniendo en cuenta que es muy escasa la oferta disponible de locales y oficinas comerciales. Por ejemplo, en Capital Federal la vacancia es inferior al 5%.
Los costos de logística (calculados por la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos -CEDOL-) tuvieron un alza de 10,3% en lo que va del año, por debajo del incremento registrado en 2005 (+12,1%). El aumento se explica por la fuerte contribución del sector Recursos Humanos (personal que forma parte de los costos directos) y del sector Transporte y Distribución (costos de flete contratado a terceros y todos los costos propios de distribución y transporte), que conjuntamente dan cuenta de casi el 80% de la variación de los costos de logística. La evolución esperada de estas erogaciones estará condicionada al ajuste al que converjan las negociaciones salariales.
Otro de los componentes esenciales de las estructuras de costos son las materias primas. La evolución del Índice de Precios de Materias Primas (IPMP) -en pesos- aumentó 10% en los primeros nueve meses del año. Este incremento se vió impulsado por el alza en los precios del petróleo (básicamente en los primeros meses del año) y por las subas del trigo y del maíz.
En adelante, ya no se prevé una cotización del crudo en torno de los valores exhibidos a mediados de año (donde alcanzó su máximo histórico, con un precio promedio en julio por encima de US$ 74). Sin embargo, teniendo en cuenta los conflictos políticos latentes entre los Estados Unidos y Medio Oriente y Norcorea se vuelve muy díficil anticipar la evolución definitiva del precio del petróleo en el mediano plazo.
En cuanto al comportamiento del trigo, su precio estará determinado fundamentalmente por el grado de intervención del sector público en el mercado granario teniendo en cuenta que los precios internacionales del cereal tienen perspectivas alcistas.
Por otro lado, se prevé un comportamiento dispar de los precios de ciertas materias primas, utilizadas de manera intensiva en la producción industrial, como el aluminio y el acero.
Para el aluminio se espera en 2007 una baja en el promedio anual de 15% con respecto a los niveles récords proyectados para este año (US$ 2580 por tonelada). El buen momento del precio internacional del aluminio, se explica fundamentalmente por los reducidos stocks y por la creciente demanda china que supera a las estimaciones previas.
Por el lado del acero, los precios parecen debilitarse en los Estados Unidos y en Asia pero se mantienen firmes en Europa. Las perspectivas son menos positivas que en el caso del aluminio, básicamente por los elevados inventarios acumulados, por la desaceleración en el crecimiento estadounidense y por la escalada en la producción china.
En cuanto a las tarifas, a diferencia de lo ocurrido en 2005, tanto las residenciales como para los medianos y grandes consumidores permanecieron inalteradas. El gas mantiene vigente el cuadro tarifario que entró en vigencia a partir de julio de 2005 y no hubo modificaciones en los precios de la luz para ninguna categoría de usuario desde diciembre del año pasado. Sin embargo, se promulgó una Ley mediante la cual se aprueban cargos específicos en las tarifas de gas y electricidad para financiar obras de infraestructura en estos sectores, existiendo la posibilidad que los mismos afecten los costos de determinadas ramas de actividad, una vez definidos las obras a financiar.
En adelante, se espera un incremento de estos servicios, ya que en noviembre de este año entra en vigencia la resolución dictada por el gobierno a partir de la cual los grandes usuarios deben proveerse de la energía que exceda los niveles consumidos en 2005. La misma deberá adquirirse del suministro proveniente de autogeneradores, que lógicamente producen a un costo superior que el resultante del sistema eléctrico nacional.
En síntesis, se observa un panorama general de costos en el que todavía persiste cierta inercia inflacionaria. Si bien menores a las de 2005, las subas se encuentran en la mayoría de los casos por encima de las tasas de crecimiento de los precios minoristas. Teniendo en cuenta que dos de los objetivos prioritarios del gobierno son seguir reduciendo la inflación y estimular la inversión, la contención de los costos debe ser una asignatura prioritaria en la agenda de la política económica.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Their first round pick stands out the most, as USC wide receiver Nelson Agholor could end up being the perfect replacement for the departed Jeremy Maclin

The 63 year old Karl, a cancer survivor, is one of six coaches in league history to eclipse 1,000 wins.louboutin soldes
UFC touts that none of its fighters has suffered a traumatic brain injury or been killed in competition in its 20 year history.Jordan Site Officiel
said Henrik Stenson, who played alongside Spieth the last two days.timberland boots uk
“Being able to run and cover guys.prada scarpe

One senior who was invited, Oregon’s Joseph Young, told the Oregonian that he’s confident that a “killer combine” could move him into the 18 25 range of the first round.mulberry handbags sale
Jordan Pas Cher