EEUU: las 27 acciones más “resistentes” de la Bolsa

“La economía mundial ya no puede depender de los consumidores norteamericanos como comprador de último recurso”, escribió en una nota Richard Bernstein, estratega jefe de Inversión en Nueva York.
“Las buenas noticias son que hay fuertes fuentes de crecimiento fuera de los Estados Unidos que podrían resistir una desaceleración cíclica norteamericana”.
El crecimiento económico mundial bajará a 4,4% el año próximo desde 5,2% calculado para el 2006, mientras que el crecimiento norteamericano bajará de 3,4 a 1,9%, según Merrill.

La Reserva Federal
En los Estados Unidos el mercado inmobiliario no ha dejado de arrojar nuevos datos que, en todo momento hablan de la desaceleración de precios y de la merma de la actividad relacionada con la construcción.
Con los guarismos de inflación anual rondando 3%, que si bien se mantienen fuera de la brecha considerada “cómoda” por la FED (entre 1 y 2% anual) han mostrado un comportamiento tal y como esperaban Bernanke y su equipo, analistas e inversores no sólo han dejado a un lado la incertidumbre que en alguna otra ocasión trajo no saber qué iba a suceder en la próxima reunión de la FED, sino que una gran parte de ese público ha comenzado a esbozar preocupación por una posibilidad de recesión.
Justamente para los analistas la estabilidad de los tipos de interés ha pasado a convertirse en un un buen signo en sí mismo. En línea con esto, hasta hay quienes descuentan para el año próximo una caída en los niveles que hoy ostenta el costo del dinero. Inflación controlada y desaceleración económica prometen un buen signo para los inversores.

Las claves para invertir desde Argentina
Si un inversor argentino se ve atraído por las acciones del grupo que ha reunido Merrill Lynch, lo primero, según los analistas, es consultar a un agente de Bolsa.
“Una de las alternativas es que el inversor opere a través de la cuenta que los agentes de Bolsa locales tienen en el exterior”, sostuvo Mariana De Mendiburu, analista de Compañía Inversora Bursátil (CIBSA).
Según De Mendiburu, el inversor contará con una subcuenta del agente local a través de la cual podrá operar acciones en el mercado externo.
En este sentido, la comisión que se paga ronda 0,5% del monto total operado.
La otra alternativa que menciona De Mendiburu es que el inversor –ya no minorista– pueda abrir una cuenta propia con un agente del exterior. En este caso, las comisiones podrían ser mayores que las que se cobran en la plaza local.