Research de la semana: Los precios mayoristas crecen al mismo ritmo que en 2005

La participación de los productos nacionales e importados difiere año a año. Mientras en el 2005 los productos de origen nacional aumentaron 7,1 por ciento y los productos importados retrocedieron 2,9 por ciento, lo que se observa este año es un aumento de 6,4 por ciento en los productos nacionales y de 7,7 por ciento en los importados. En este caso sí pueden identificarse dos aspectos que justifican estas diferencias: por un lado, en el caso de los productos importados la apreciación del tipo de cambio y el aumento en los commodities industriales, que encarece las importaciones en moneda local y, por otro lado, el impacto de la regulación estatal a través de los acuerdos de precios que logran impactar en algunos casos como en el sector cárnico.

En cuanto a la participación de los diferentes sectores en los aumentos, se observan también diferencias con respecto al año pasado. En el 2005 más del 50 por ciento (53,2 por ciento) de los aumentos del índice correspondían al sector primario, este hecho se revierte en el 2006 y la mayor participación es para los productos manufacturados, con 61,8 por ciento.

En el caso de la energía eléctrica se observa también un menor incremento en el 2006 (6,6 por ciento) con respecto al 2005 (15,5 por ciento).

La brecha entre precios minoristas y mayoristas sigue aumentando
A partir de la devaluación se observó un fuerte crecimiento en los precios, tanto mayoristas como al consumidor; sin embargo, el primero creció a niveles superiores más rápidamente. El derrumbamiento de la demanda hizo poco factible la transferencia de esos mayores costos a nivel minorista a los precios finales. No obstante, en un escenario de crecimiento sostenido de la demanda no se observa un achicamiento de esta brecha.

En el período diciembre de 2001-agosto de 2006, los precios mayoristas crecieron 182,4 por ciento, mientras que los minoristas lo hicieron un 84,8 por ciento. El achicamiento de esta brecha tuvo lugar únicamente y de manera leve en el 2005, cuando el IPC varió 12,3 por ciento, superando el aumento de los precios mayoristas (10,7 por ciento). El mantenimiento o profundización de esta diferencia puede generar mayores distorsiones y hace evidente la existencia de aumentos de precios pendientes a nivel minorista.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido