El alza en la tasa de la FED no ayudó a los fondos de bonos

Antes de que la Fed comenzara a mediados del 2004 a subir la tasa de corto plazo desde sus mínimos históricos, los inversores en fondos comunes de bonos y en muchas otras herramientas de largo plazo tenían toda clases de problemas para encontrar rendimientos que cubrieran sus necesidades.
Ahora que la tasa de la Fed para los créditos interbancarios de 24 horas subió desde aquel 1% hasta 5,25%, esos inversores siguen enfrentando el mismo problema, según destaca la agencia de noticias Bloomberg.
“Las tasas largas siguen bajas”, dice un boletín reciente de Bridgewater Associates, que administra u$s150.000 millones de fondos de pensiones, fondos de cobertura y otras cuentas en Westport, Connecticut. “No hay prima de riesgo incorporada a los bonos”.
De hecho casi no hay quiebras en la curva de rendimiento que refleja los dividendos de títulos de los Estados Unidos en un rango de vencimientos de dos a 30 años. En un momento de en la semana anterior se podía conseguir en el mercado un rendimiento de 4,9% en un bono del Tesoro norteamericano a dos años, 4,92% en el de 10 años y 5,05% en el bono a 30 años.
Si bien la Fed subió la tasa de interés en 425 puntos básicos, el rendimiento de los bonos a 10 años subió apenas alrededor de una décima parte de eso.
Podría decirse que sus preferidos son los bonos municipales, con la protección de impuesto a la renta que tienen sus dividendos.
Según los datos de Bloomberg, el índice Bond Buyer de rentabilidades semanales de 20 bonos municipales de obligaciones generales estaba recientemente en poco menos de 4,5 por ciento. Eso no llega a su promedio de 4,7% que registró en los últimos cinco últimos.
Los rendimientos de bonos bajaron un poco en las pasadas semanas, al aparecer luego de ver más señales de que la economía de los EE.UU. se está desacelerando. “El apogeo de la tasa para este ciclo, y sólo este ciclo, se produjo el viernes 12 de mayo”, dice Dan Fuss, vicepresidente y gestor de fondo de bonos en Loomis Sayles & Co. en Boston.
“La tasa bajará por un tiempo”, dijo Fuss en una entrevista reciente con Bloomberg News. “A plazo más largo, y por más largo quiero decir año y medio a dos años o más, creo que la tasa subirá”, agregó.
Por supuesto que cualquier inversor tiene la opción de alejarse de los bonos y recurrir a las inversiones de corto plazo en el mercado de dinero.
Hasta el viernes último los tres principales fondos comunes del mercado de dinero para inversionistas individuales seguidos por la firma de investigación iMoneynet.com ofrecían rendimientos de entre 4,92 y 5,08 por ciento para los próximos doce meses.
Pero atención, los rendimientos de los fondos de dinero, que en promedio cayeron por debajo de 1% hace un par de años, son efímeros. Se espera que pronto empiecen a descender de nuevo si el presidente de la Reserva Federal decide que la tasa a corto plazo está demasiado alta.
Fuente: Bloomberg