Nuevas propuestas para edificios de oficinas

Nuevas propuestas para edificios de oficinas
Los espacios de oficinas de buena calidad y prestación están llegando a un grado de ocupación total. La vacancia es inferior al 5  por ciento, igualando al grado de ocupación de locales comerciales existente como promedio en los mejores corredores para locales comerciales. Los nuevos proyectos que pronto comenzaran a construirse.
Ver nota completa

Los espacios de oficinas se van llenando con empleados y equipamientos en forma proporcional al ritmo de la actividad económica. Inexorablemente lo copian.
Así, mientras que a partir de 1999, con el inicio del proceso recesivo de la economía, las oficinas comenzaban a dejarse vacías, desde mediados del 2004 esos mismos espacios comenzaron nuevamente a ocuparse. Pero justamente, por ahora son prácticamente los mismos espacios. Poco se ha incorporado nuevo, luego de la crisis del 2001. La oferta sólo se ha visto engrosada por la aparición de algunos edificios reciclados. Representando esta modalidad, en realidad solamente un cambio en la categoría del m2 de stock en oferta, pasando así de haber sido clase C a reconvertirse en un B+ o en el mejor de los casos acercarse a un A.
Con la excepción de algunos edificios corporativos en marcha, como el de Repsol YPF en Puerto Madero y el de Banco de Galicia en el microcentro porteño, los emprendimientos nuevos de oficinas han brillado por su ausencia. Ausencia por demás justificable mientras las condiciones macro no acompañaban y hasta tanto la rentabilidad y el grado de riesgo no tentaran a los inversores. Un horizonte de crecimiento económico sostenido que asegura una demanda creciente, con escasos m2 disponibles para responderle, accionan hoy a favor de la recuperación de la rentabilidad de la inversión en oficinas. Recuperación que, por otro lado ya ha dado un salto importante en el último año como producto de un incremento notorio en los valores de locación.
Es así, que algunos desarrolladores ya han tomado partido por incursionar en este rubro sumando también novedades en cuanto a localizaciones, superficies y concepciones de espacios que adicionan innovación a este tradicional segmento inmobiliario.
El reciente lanzamiento de un complejo de oficinas en la distinguida zona de barrio Parque, resulta un buen ejemplo de cómo sacarle “jugo a un terreno”, rompiendo con la tradición residencial e incorporando una nueva función. El desarrollo apunta a un segmento de profesionales o pequeños empresarios con requerimientos de superficie menores a los 100 m2, con una propuesta que reúne servicios complementarios de restaurante-bar, piscina y solarium.
El Bureau Pilar y el Bureau Pilar II actualmente en construcción, representan también una avanzada en cuanto a localización.
Dentro del corazón de la tradicional zona de countries y barrios privados en el Km.49,5 de la Ruta Panamericana ramal Pilar, ofrece una alternativa viable para los profesionales o empresarios que ya residen en una zona a la que por otro lado se siguen sumando nuevos emprendimientos como un futuro Polo Tecnológico.
Apostando también a una localización no tradicional, pero que también apuesta a convertirse en un subcentro de relevancia por la sinergia de emprendimientos, Intecons lanzará proximamente un emprendimiento de oficinas, organizado bajo la figura de fideicomiso al costo, en el barrio porteño de Saavedra.
Sobre un terreno de 6.000 m2. por el que se pagó 1.900.000 Dls, ubicado en forma muy próxima al predio donde IRSA también proyecta desarrollar un nuevo Shopping, se planea llevar adelante una torre de treinta pisos con 600 m2 de alfombra por planta. El emprendimiento contará con 350 cocheras y otros servicios complementarios, lo que sumará en total un volumen de obra del órden de los 31.500 m2. totales.
Así, el segmento de oficinas ha comenzado nuevamente a cobrar impulso en las carpetas de desarrollistas y en las carteras de inversores. Irrumpe además el segmento de oficinas con la modalidad de venta y no sólo la venta tradicional sinó agregando la posibilidad de comprar al costo, algo que no se visualizaba desde hace tiempo. La tendencia seguramente se afirmará y es probable que aún se vea potenciada durante los próximos meses.
La combinación de aumento sostenido de la actividad, con escasa oferta augura el éxito para el desarrollo de nuevos espacios para oficinas en los que se brinde comodidad, flexibilidad, calidad y diseño en línea con las nuevas modalidades de trabajo en las que ya no se necesita del espacio estático de un escritorio y archivos de papeles. La telefonía celular, la internet inalambrica y las computadoras portátiles, imponen repensar el tradicional espacio de “la oficina”.