El dinero es un medio y no un fin…

Como cualquier otro tipo de plan un Plan Financiero personal o familiar es un proceso lógico donde se ordenan los objetivos y los pasos para lograrlos. Es importante recalcar que es una guía flexible que debe ajustarse de tanto en tanto para ir adaptándolo en la medida que la realidad cambia. Todo plan es una forma de trazar un camino que sirve como brújula, pero cuando los obstáculos o las cosas no previstas aparecen es importante poder cambiar de dirección.
Cuando se termina de construirlo el producto final es un documento donde se explican todos los aspectos del mismo. Este documento tiene una portada un índice y los contenidos del plan.

¿Cómo es el proceso de Planificación Financiera?
E proceso se divide en dos partes: el proceso de planificación y los módulos. E proceso de planificación en sí consiste en cinco pasos lógicos que contestan las cinco preguntas clave de las finanzas personales o familiares:

1) ¿A dónde estoy hoy?: Situación actual.
En este paso el Asesor Financiero Independiente trabaja con el cliente para recolectar toda la información necesaria para construir una “foto” de cómo están las cosas hoy. Esto puede incluir los ingresos y egresos, los activos y los pasivos, la situación impositiva, los seguros contratados y la titularidad y jurisdicción de los bienes e inversiones entre otras cosas.

2) ¿A dónde quiero ir?: Objetivos.
Aquí se establecen los objetivos de corto, mediano y largo plazo del cliente. Esto se logra mediante la correcta interpretación del Asesor Financiero Independiente y con el control y  aprobación del cliente.

3) ¿Cómo hago para lograrlo?: Plan Propuesto.
Este paso es uno de los dos trabajos centrales del Asesor Financiero Independiente.  Usualmente le toma de 1 a 3 semanas en construir un plan con proyectos específicos para lograr los objetivos establecidos por él y el cliente en el paso anterior. En esta parte del Plan Financiero se describe módulo por módulo qué hay que hacer, quién es responsable de cada actividad y cuánto tiempo tomará entre otras cosas específicas.

4) ¿Qué debo hacer?: Implementación.
Un plan es solo un enunciado si no se implementa. Este es otro de los trabajos centrales del Asesor Financiero Independiente: ayudar al cliente a que se hagan realidad sus objetivos. En este paso se describe la agenda de actividades que hay que hacer para que se implemente el plan propuesto en el paso anterior.

5) ¿Cómo sé si voy bien?: Monitoreo.
En este paso el Asesor Financiero Independiente propone un calendario de reuniones para monitorear el avance del la implementación y para rediseñar la estrategia si es necesario. Es importante tener una disciplina razonable para cumplir con todos los pasos y la implementación y para esto el Asesor agrega mucho valor ya que muchas veces los clientes no tienen tiempo o conocimientos para cumplir con todas las actividades en forma diligente.

¿Qué soluciones concretas da la Planificación Financiera?
Aquí es donde entran en juego los módulos. Como se ve en la figura 6 todo depende de si el inversor quiere hacer un Plan Financiero o si solo quiere empezar con un Plan de Inversiones. En ambos casos se toman en cuenta varios temas que pueden ir desde hacer un balance y un flujo de caja hasta planificar la herencia, la jubilación o crear carteras de inversión específicas para cada objetivo financiero.

Acceda a estos artículos en la edición de junio-julio de la revista Inversor Global.

¡Si todavía no esta suscripto a la revista subscríbase ya y reciba la última edición de regalo!