Mejora el nivel de créditos hipotecarios

Entre las medidas que han comenzado a implementar las entidades financieras está la extensión a veinte años de plazos de las líneas de crédito a tasa fija. Un ejemplo de esto, es el plan que lanzó el Banco Hipotecario hace algunas semanas. De esta forma, se ha mitigado en cierta medida el impacto de la cuota con relación al ingreso y se facilitó la incorporación de un mayor número de tomadores.
Otro factor que influyó en la mejora de las condiciones de accesibilidad al crédito como medio para la adquisición de la vivienda única fue la evolución salarial que se registró durante el año pasado en comparación con 2004.
De cualquier forma, hay que tener en cuenta que aún se precisan mayores medidas para alcanzar un nivel óptimo de acceso al crédito ya que el aumento de los valores de las viviendas en nuestro país se produjo en un principio con la ausencia absoluta de crédito y con la presencia posterior de líneas que tornan difícil la incorporación del grueso de los asalariados.
 Hay que tener en cuenta que la evolución diferencial de ingresos y valores inmobiliarios produjo que el esfuerzo salarial que demanda el pago de la cuota de un crédito para la compra de la vivienda única se haya incrementado en un 61 por ciento en 2005 frente a 2001.
A pesar de esto, la relación ha mejorado con respecto a la que existía un año atrás que llegaba a un 76 por ciento más de la vigente en forma previa a la última crisis.