Entienda cómo su asesor recibe sus honorarios

¿Por qué siguen apostando al oro?
En primer lugar porque la oferta es cada vez más baja. Cuando empezamos a invertir en oro en la década del ’70, Sudáfrica producía mil toneladas anuales y hoy produce 250. Es decir, la disponibilidad de oro es mucho menor hoy y el surgimiento de yacimientos nuevos es muy difícil a los precios actuales, que en comparación con los precios arriba de 800 dólares la onza troy son inmensamente más bajos y no le dan viabilidad económica a los nuevos yacimientos de oro. Esto, sumado a la creciente demanda de oro, especialmente de parte de países como India y China, lleva a que los precios tiendan a subir.

¿Cómo ve la dinámica de la economía mundial en los próximos años?
El déficit norteamericano lo veo perfectamente financiado por Asia en forma cómoda y sin problemas. Pero, la gran incógnita es China. No se puede creer que crezca a una tasa constante del 9 por ciento por tantos años. Cuando pasa algo así, me lleva a pensar que en la realidad no se sabe nada de China. Esto es muy importante ya que ese país fue el motor global durante los últimos años. De todos modos, estamos pronto a un punto de inflexión en la economía mundial. Inglaterra ya está creciendo a un ritmo muy lento, se aproxima una recesión mundial. Seguirá en Estados Unidos y el efecto global será bastante difícil para todos los países.

¿Cuáles son las oportunidades de inversión para 2006?
Es difícil elegir algún activo en este contexto tan complicado que le describí, pero sin dudas, el activo preferido es el oro.