Y a mi como me afectan los desbalances de las economías globales

Los especialistas plantean que el desbalance que hay en las cuentas de los Estados Unidos no es sostenible en el largo plazo y que de alguna forma debería corregirse en los próximos años. Para esto plantean dos escenarios posibles.

El primero es que el gobierno de George W. Bush debería realizar un ajuste gradual. Esto provocaría una reducción del consumo privado y público aunque traería un aumento del ahorro y de las tasas de interés reales. De esta forma, se produciría un menor nivel de inversión en el país.

A eso, habría que sumarle una depreciación real del dólar con lo que se alcanzarían menores déficits de cuenta corriente aunque la economía estadounidense crecería a un ritmo menor al actual.

El segundo escenarios es mucho más agresivo y provocaría una caída de la demanda de activos estadounidenses (especialmente bonos corporativos y soberanos) y una importante devaluación del dólar. De esta forma, el ajuste de la cuenta corriente se haría bastante rápido lo que afectaría directamente la tasa de crecimiento del país.
Más allá de la medida que se adopte, el dólar va continuar debilitándose. Allí, es donde los inversores deberán preguntarse si continúan teniendo activos en esa moneda o salen a la búsqueda de otras divisas o activos como los commodities que les aseguren mejores niveles de retorno.

Vea el artículo en la edición de Enero-Febrero de la revista Inversor Global.

¡Si todavía no esta suscripto a la revista subscríbase ya y reciba la última edición de regalo!