Las propiedades inmobiliarias subieron entre un 5 y un 30 por ciento en el 2005, aunque muchas todavía no llegaron a los niveles precrisis

En agosto del 2002 los precios de las propiedades se pulverizaron. Bajaron en dólares de una forma impresionante y los inversores quedaron azorados y sin saber que hacer. Los que fueron fríos y esperaron e inclusive, los que se animaron a compra, lograron impresionantes recuperaciones en el primer caso e impresionantes ganancias en el segundo caso. Por supuesto, que estas variaciones cambiaron mucho según la zona.

El peor escenario se vive en la zona sur del conurbano bonaerense. Las casas y departamentos ubicados en Avellaneda, Wilde, Quilmas, Bernal y Lanas cuestan hoy en dólares entre un 40% y un 50% menos que en 2001. La inseguridad provoco que sean aun mas difícil de vender las casas importantes de mas de U$ 100.000 y que se coloquen mas fácilmente los departamentos de dos y tres ambientes. El metro cuadrado ronda en Bernal los U$ 600 para una casa y los U$ 900 para un departamento.
Pero a diferencia de lo que pasa en la zona sur, en la zona norte donde se ubican ciertas propiedades premium y zonas exclusivas los precios no solo se recuperaron mas, sino que en algunos casos lo superan.

Los años más positivos para los inmuebles fueron los últimos de la década del 90: los mejores departamentos usados se cotizaban entre 1100 y 1300 dólares el metro cuadrado, mientras que el peldaño inferior, con material más estándar, iba de 850 a 950.

Tras la devaluación, en el primer semestre de 2002 los valores cayeron a 400/600 dólares el m2. Desde entonces, las propiedades no dejaron de recuperar posiciones. Según los operadores del sector, los departamentos de estilo, en ubicaciones consideradas premium, o los nuevos con sofisticados servicios, están a la par o algo más que en los 90.
Un escalón más abajo en cuanto a calidad persiste cierta distancia. En el sector estándar, si bien también se recuperó, los valores estarían aún entre un 15 y un 18% menos, según el barrio. Es que como lo bueno y bien ubicado fue lo que más rápido se recuperó tras la crisis, ese efecto comenzó a teñir las decisiones de compra. Y esto explica que los ahorros se volcaran con mayor fuerza a ese segmento.

Párrafo aparte merecen esas obras que se destacan por su sofisticación, estilo o variedad de amenities (servicios exclusivos). El edificio Gran Bourg, en la zona de Barrio Parque, que está totalmente vendido, se cotizó a más de 3000 dólares el m2. El último lanzamiento del Faena Group, Los Molinos, en el dique 3 de Puerto Madero, se comercializa a 3300, y Madero Center, en el dique 4, parte de los U$ 2900.

¿Y que paso con los precios en el 2005?

En la Capital, seis barrios experimentaron alzas de más del 20% en el precio de sus propiedades usadas. Recoleta tuvo una suba anual del 34,6 por ciento; el que menos creció, Villa Devoto, una del 5,16 por ciento.

La firma Toribio Achával realiza el seguimiento de un departamento de dos ambientes de 10 años de antigüedad en tres zonas: Recoleta, Caballito y Rivadavia al Sur. “Además de 1998, tenemos otro pico de valores anterior, en 1994, consecuencia de la consolidación del crédito y de que los desarrollistas no habían ofrecido todavía muchos metros cuadrados. En 2005 estamos 10% por debajo de 1998 y 15% por debajo del 94. Pero en las unidades nuevas estamos en los mismos valores, aunque en este caso tiene que ver con la calidad de los amenities”, explica Mario Gómez, director de la empresa, en declaraciones al diario La Nación.

En cuanto a las viviendas usadas en la Capital le han ganado la carrera a la inflación y cerrarán el año con una suba promedio de 14,11% en los valores de las propiedades, con lo que superarán así el alza en el costo de vida, que rondará el 12 por ciento anual.

Si bien el comportamiento fue muy disímil en función de la zona, el dato más llamativo de los números de 2005 es que en toda la ciudad, sin distinción de barrios, los precios terminaron con alzas que oscilan entre el 5 y el 34%, de acuerdo con un relevamiento realizado por la consultora Reporte Inmobiliario sobre la base de la oferta vigente en avisos clasificados y sistemas inmobiliarios de departamentos usados de dos ambientes.

La lista de alzas fue encabezada por los barrios que ya eran los más caros en 2004, Recoleta y Barrio Norte, y que durante los últimos 12 meses registraron incrementos de 34,6 y 22,6%, respectivamente, superando ampliamente al promedio de los aumentos que se produjeron dentro del corredor norte de la ciudad.

Por su parte, los barrios que contaron con una menor revalorización fueron Villa Devoto, Barracas, Parque de los Patricios, La Boca, Almagro y Constitución, que igualmente terminarán el año con subas de entre el
5,16 y el 7,56 por ciento.

 

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Then the horror of it would hit meDuring the contest Carmelo Anthony and the New York Knicks players thanked the fans before the final game of the season inside Madison Square Garden but were unable to give those fans a victory as they fell to the Pistons by the final score of 112 90.timberland outlet
If we can get all 25 guys to re buy in and focus onto the next week, we could be holding a better trophy in our hands.cheap toms
Furthermore, stricter environmental standards and increased awareness of health issues are driving demand for better treatment solutions.michael kors uk stores

He said he believed the couple was traveling from Salt Lake City to Phoenix because his 38 year old daughter was returning home for her mother’s birthday on Saturday.cheap ray ban sunglasses
The task at hand is certainly a great one, though Miami Central has won the last three 6A state titles in Florida and four of the last five.prada handbag